SECUELAS COVID

Un estudio revela posibles trastornos cognitivos tras sufrir Covid

El síndrome postcovid afecta cada vez a más personas. Ahora un estudio español revela las posibles alteraciones cognitivas en pacientes que ya superaron la enfermedad.

👉 La secuela del Covid difícil de tratar que produce daños en las manos y los pies

👉 Este es el síntoma postcovid más frecuente y común a todas las variantes

ondacero.es | EFE

Madrid | 02.08.2022 06:05

Una mujer sufre dolor de cabeza. / Pixabay
Una mujer sufre dolor de cabeza. | Pixabay

La ciencia sigue investigando las secuelas de la Covid-19 en las personas que ya padecieron la enfermedad. El llamado Covid persistente o prolongado afecta cada vez a más personas y se ha identificado la fatiga como el síntoma persistente postcovid más frecuente y común a todas las variantes del virus.

Ahora, un reciente estudio español realizado por neurólogos del Hospital Clínico San Carlos ha descubierto posibles alteraciones cognitivas en pacientes que ya tuvieron Covid, como la aparición de déficits cognitivos, especialmente en la atención y velocidad de procesamiento, la función ejecutiva y la memoria episódica.

Uno de los trabajos publicados por los investigadores del Instituto de Neurociencias del hospital, en el 'Journal of Clinical Medicine', estudia la relación entre la fatiga y la función cognitiva en el síndrome post covid.

La fatiga, el síntoma postcovid más común

La fatiga es uno de los síntomas "más frecuentes e incapacitantes en este síndrome teniendo un componente físico y cognitivo. En este estudio, los pacientes fueron evaluados mediante una de las escalas de fatiga más utilizadas en el ámbito científico (MFIS) y un protocolo extenso de evaluación neuropsicológica".

Mediante algoritmos de aprendizaje automático ('machine learning') se trataba de predecir los resultados de la valoración de la fatiga con los datos obtenidos de la evaluación neuropsicológica, aunque los modelos no consiguieron estimar de forma fiable la presencia o ausencia de fatiga, incluyendo la fatiga cognitiva, o su severidad.

"Estos hallazgos son importantes para conocer las características de los déficits cognitivos que se observan en el síndrome post covid. Los resultados de nuestras investigaciones apoyan que fatiga, depresión, ansiedad y déficits cognitivos probablemente tengan mecanismos diferentes en el síndrome post covid, lo que es importante para el abordaje y desarrollo de tratamientos de esta enfermedad”, explica el investigador Jordi Matias-Guiu Antem.

En otro estudio, publicado en 'Brain Sciences', se evaluaron los rasgos de personalidad en personas con síndrome post covid. Los investigadores concluyeron que determinadas características de la personalidad se asociaron con el desarrollo de ansiedad y depresión, al igual que ocurre con otras patologías crónicas, pero "no con los déficits cognitivos, la fatiga o la calidad del sueño".

En un tercer estudio de los profesionales del Instituto de Neurociencias del Clínico San Carlos, publicado en la revista 'Journal of Psychiatric Research', examinaron a pacientes que referían sintomatología persistente durante meses tras padecer covid mediante una evaluación cognitiva exhaustiva.

El 74% de los pacientes eran mujeres, con una edad media de 51 años. En este estudio se evaluaron la fatiga, la sintomatología depresiva, la ansiedad, el sueño y la función olfatoria llegando a la conclusión de que "no se observó relación entre los síntomas depresivos o la ansiedad con la función cognitiva".

El Covid produce alteraciones cognitivas leves o moderadas

Los déficit cognitivos observados confirman que "la infección por SARS-CoV-2 se asocia con alteraciones cognitivas objetivables" mediante una exploración cognitiva.

Si bien las alteraciones cognitivas "fueron habitualmente de una magnitud leve o moderada", el hecho de que afecte a personas jóvenes supone "una elevada repercusión", según la investigación.

“Conocer el patrón de alteraciones cognitivas en el síndrome post-covid es importante, por un lado, para el diagnóstico diferencial con otras patologías; por otro lado, es un primer paso para buscar intervenciones que permitan mejorar esos déficit”, señala el Dr. Matías-Guiu.

El estudio consiste en una evaluación exhaustiva de los pacientes que dura tres días, con una batería de pruebas de varias horas de duración administradas por profesionales expertos en neuropsicología, y otras computerizadas autoadministradas por los propios pacientes.

Además, se están correlacionando los resultados obtenidos con resonancia magnética, llevada a cabo por el grupo de Imagen Biomédica del Clínico y biomarcadores en sangre.