REINO UNIDO

Scotland Yard investigará las fiestas celebradas en Downing Street durante la pandemia

La comisaria jefa de la policía metropolitana de Londres confirma que se investigará la posible violación de las regulaciones por covid-19 en la residencia oficial del primer ministro británico Boris Johnson.

ondacero.es

Madrid | 25.01.2022 12:58

Un hombre vestido con una careta del primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, participa en una protesta frente al número 10 de Downing Street en Londres.
Un hombre vestido con una careta del primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, participa en una protesta frente al número 10 de Downing Street en Londres. | Efe

Este martes, 25 de enero, Cressida Dick, la comisaria jefa de Scotland Yard, ha confirmado que la policía metropolitana de Londres investigará "varios eventos" acaecidos en la residencia oficial de Downing Street durante los últimos dos años debido a que podrían estar vinculados a una "potencial posible violación de las regulaciones por covid-19".

En una comparecencia ante la Asamblea de Londres -el organismo de supervisión de las actividades del alcalde de Londres -, la comisaria ha declarado comprender la "profunda preocupación ciudadana" ante las noticias surgidas en las últimas semanas. Según parece, varios miembros del Gobierno entre los que sobresale el primer ministro Boris Johnson, incurrieron en actividades delictivas durante los confinamientos.

Boris Johnson en el punto de mira

Boris Johnson se sitúa de nuevo en el punto de mira por las informaciones que apuntan a la celebración de varias fiestas en la residencia oficial de Downing Street durante los meses de restricciones impuestas en el país por la pandemia del coronavirus.

El líder laborista, Keir Starmer, ha criticado que el Gobierno actuase de esta manera mientras el conjunto de la ciudadanía "seguía las normas, aunque supusiera estar separados de sus familias". Asimismo, ha recordado que muchos "no pudieron decir adiós a sus seres queridos" y, ante la Cámara, ha citado incluso el caso de la reina Isabel II, obligada a guardar distancias en el funeral de su marido.

La polémica tampoco ha gustado a miembros del Partido Conservador que abogan por que se asuman responsabilidades al más alto nivel, con críticas incluso al papel del primer ministro. Entre las voces más críticas está la del líder 'tory' en Escocia, Douglas Ross, que directamente ha dicho que Johnson debería dimitir si se demuestra que ha mentido al Parlamento.