Ley de Seguridad Ciudadana

Claves para entender el rechazo de los policías a la reforma de la 'Ley Mordaza'

Policías y guardias civiles ya han anunciado que convocan una manifestación contra la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana que propone el Gobierno.

Marta Pérez Miguel | ondacero.es

Madrid | 14.11.2021 07:03

Agentes de la Policía Nacional en una manifestación.
Agentes de la Policía Nacional en una manifestación. | Efe

El Gobierno de PSOE y Unidas Podemos anunció hace unas semanas su intención de reformar la Ley de Seguridad Ciudadana, más conocida como 'Ley Mordaza'. El borrador de la reforma ha sido ampliamente criticado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que consideran que crea "indefensión" para sus miembros.

Puntos más polémicos de la reforma

Según ha confirmado el sindicato JUPOL a ondacero.es, hay un total de 10 puntos de la polémica reforma que son los más criticados por la Policía. Son los siguientes:

Identificación en comisaría

Actualmente, una persona que se niegue a ser identificada podrá ser retenida hasta 6 horas. Sin embargo, el sindicato denuncia que con la nueva modificación de la norma ese tiempo se reduciría a sólo 2 horas. Según el Gobierno, este tiempo se realizará "en causa excepcional debidamente alegada y verificable".

El portavoz de JUPOL, Pablo Pérez, explica que es "totalmente ilógico" que una persona que ha cometido cualquier tipo de infracción "tenga ese margen de tiempo". Asegura que si por cualquier motivo, una dependencia policial no tiene los medios materiales o humanos suficientes para realizar esa identificación en dos horas, "la víctima puede no tener a quién reclamar esos daños ocasionales".

"Van a estar haciendo funciones de taxistas"

Devolución de los identificados

Una vez la persona haya sido identificada en comisaría, la Policía tendrá que devolverla al lugar donde se inició la intervención. Pérez afirma que eso convierte a los agentes en "taxistas" de los delincuentes y critica la inseguridad que puede provocar en la ciudadanía: "Si recibimos una llamada diciendo que hay alguien hablando con menores en un parque, nosotros luego le tenemos que devolver a ese parque".

Manifestaciones

El sindicato denuncia que la reforma permite las manifestaciones de carácter espontáneo y sin ser comunicadas previamente. Según la norma, se prevé garantizar la protección del derecho fundamental a la reunión pacífica mediante la reforma de los artículos referidos al Derecho de reunión, "sin que en ningún caso la ausencia de comunicación previa impida el ejercicio del derecho siempre que sea de forma pacífica".

Que no sea obligatorio comunicar una manifestación "pone en riesgo", no sólo a los agentes, sino también al resto de ciudadanos, ya que cuando se comunica, "se prepara un dispositivo previo para hacer frente a lo que pueda suceder y al no hacerlo, habría pocos efectivos y estaría en riesgo su integridad física".

Cacheos

También se regulan los cacheos o registros corporales policiales. El sindicato denuncia que no se dejará a la vista la totalidad del cuerpo. Según la propuesta de PSOE y Unidas Podemos, se hará "con el máximo respeto a la identidad sexual, procurando hacerlo siempre en lugar reservado y fuera de la vista de terceros".

Multas

El importe de las multas también está entre las enmiendas pactadas, con el objetivo de reducir las cuantías si son excesivas. JUPOL denuncia que se tendrá en cuenta la capacidad económica individual de cada persona sancionada.

Sustancias estupefacientes

La Policía afirma que con la reforma, la tenencia de sustancias estupefacientes pasa a ser Infracción leve cuando antes era grave.

Material antidisturbios

La norma contempla el uso siempre del medio menos lesivo evitando así causar lesiones irreparables, en clara referencia al uso de las pelotas de goma. El portavoz de JUPOL asegura que, según todos los expertos a los que han consultado, actualmente "no hay ningún otro material" que pueda generar ese tipo de disuasión en problemas de orden público de cierta gravedad.

Grabaciones a los policías

Una de los puntos más polémicos y que más enfada a los policías es el hecho de que con la reforma, la mera toma de imágenes en lugares de tránsito público y manifestaciones o su difusión no constituirá infracción. Además de una vulneración de su intimidad, los sindicatos consideran que esta medida puede poner en peligro no sólo a los policías, sino también a sus familias: "Hay compañeros que son acosados por el mero hecho de ser policías. Pero no sólo ellos, también sus familias, sus hijos en el colegio".

"Se pone al mismo nivel la palabra de un agente y la de un delincuente"

Presunción de veracidad

JUPOL denuncia que con la norma, el atestado policial perderá presunción de veracidad si los hechos en ella consignados no resultan coherentes, lógicos y razonables, salvo prueba contraria. El sindicato asegura que rebajar la presunción de veracidad del agente "pone en duda" la intervención de los policías: "Que se ponga al mismo nivel la palabra de un agente con la de un delincuente hace que se merme el principio de autoridad".

Lenguas cooficiales en el DNI

Según el sindicato, la norma contempla que a efecto de diseño del DNI, se incorporarán las diversas lenguas cooficiales propias del lugar de residencia.

Policías y guardias civiles convocan una manifestación

Los policías y guardias civiles se manifestaran en contra de la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana ya que consideran que crea indefensión para los miembros de las fuerzas de seguridad.

JUPOL ha comunicado que la manifestación que tendrá lugar en Madrid bajo el lema 'No a la inseguridad ciudadana', será el próximo sábado 27 de noviembre.

Su portavoz ha asegurado que van a pedir que se pare la reforma de la norma y mostrar su "rotundo rechazo" a la misma. "Que cuenten con nosotros para modificar esta norma porque si nosotros estamos inseguros y no nos sentimos protegidos, eso repercutirá al ciudadano", ha dicho.

Además, ha llamado a todo el que esté en contra de la norma a unirse a la manifestación, ya que esta "no entiende de colores y siglas" y han animado a que todos los cuerpos policiales se unan para "demostrar al Gobierno que no vamos a dejar que se pisoteen nuestros derechos".