subida del precio de la luz

La luz vuelve a subir este lunes hasta los 262 euros/MWh tras un fin de semana de bajadas

El precio de la electricidad sube este lunes un 5,66% respecto al domingo, dejando la media de la jornada en 225,36 euros el megavatio hora. Consulta aquí qué horas serán las más caras de la jornada y cuáles las más baratas.

ondacero.es | Europa Press

Madrid | 25.10.2021 06:17 (Publicado 25.10.2021 06:03)

Una mujer poniendo una lavadora
Una mujer poniendo una lavadora | EFE

Tras un fin de semana de bajadas, el precio medio diario de la electricidad en el mercado mayorista vuelve a subir este lunes hasta llegar a una media diaria de 225,36 euros el megavatio hora (MWh). Si se compara con el precio medio del domingo, supone un incremento del 5,66% , según los datos del operador de mercado eléctrico designado (OMIE).

Aunque si el precio medio de la luz de este lunes, se compara con el del lunes anterior, 18 de octubre, supone un descenso de más de 2 euros, cuando estaba en 227,45 euros/MWh.

¿Qué horas serán las más caras y las más baratas?

El precio más alto de la jornada se dará entre las 20.00 y las 21.00 horas, cuando llegará a alcanzar los 262 euros/MWh, mientras que el más bajo se registrará entre las 16.00 horas y las 17.00 horas, cuando cotizará a 200,91 euros/MWh.

Octubre, el mes más caro de la historia

Pese a una cierta estabilidad en los últimos días, el precio de la luz sigue estando disparado si se compara con el registrado el año pasado por las mismas fechas. Además, si octubre continúa con esta tendencia alcista, en la media diaria del precio de la luz por encima de los 200 euros/MWh, se convertirá en el mes más caro de la historia, sustituyendo así a septiembre, que cerró con una media de 167,28 euros/MWh.

La subida de la luz influye en el resto de precios

Los altos precios en la factura de la luz se están trasladando a otros productos industriales, incluso a productos básicos como el pan, cuyo precio se ha incrementado 10 céntimos. En China ha llegado a provocar la reducción de la actividad de algunas compañías.

Esta situación ha derivado en un aumento de la inflación, que podría llevar a los principales bancos centrales del mundo a revisar su calendario para la subida de los tipos de interés y anticiparlo, con el consecuente efecto que esto produce en las empresas y economías domésticas como el encarecimiento de la deuda o de las hipotecas o la mayor rentabilidad de los depósitos y otros productos de inversión.