Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

.

EL PRÍNCIPE DRAGÓN (empalando que es gerundio)

Cuarenta y cinco años después de que Robin Wood, ése paraguayo extraño de vida azarosa, decidiera que lo suyo era eso de juntar palabras, ECC Ediciones homenajea al que probablemente sea uno de los mejores escritores de historietas en lengua castellana, con la publicación de cuatro de sus mejores obras: Drácula, Nippur de Lagash, Dago y Dax.

Mario Terol | Madrid | 19/07/2012

Portada del Drácula de Robin Wood

Portada del Drácula de Robin Wood / Héroes y Villanos

Hoy hablaremos de Drácula, que recopila en un solo tomo la serie homónima dibujada por el gran Alberto Salinas en 1991 y que reconstruye la cruenta biografía de Vlad Draculea, Drácula para los amigos y Tepes (empalador en rumano) para los enemigos, príncipe rumano que vivió a mediados del siglo XV y que inspiraría el mito del célebre vampiro de Bram Stoker (nota mental: hacerle a este hombre algo en el año del centenario de su muerte).

Insisto, historia del hombre, no del vampiro. El que quiera colmillos y sexappeal que se alquile una de Crepúsculo. Bien, el protagonista de este relato, junto con el destino y la fatalidad, es un mortal de carne y hueso que narra episodios de su vida ante la proximidad de la muerte. Movido por un fanatismo patriótico desmesurado, o sea, la fusión de los territorios valaco, moldavo y transilvano, Vlad Draculea no escatimará ni esfuerzos ni crueldad para conseguir su propósito. Señalar que no alcanza las cotas gores de The walking dead o Crossed (nota mental 2: se acumula el trabajo) pero nos podemos hacer una idea de cómo se las gastaba el tipo a juzgar por los bosques de empalados que dejó a su paso. Memorable la escena de los emisarios turcos que se presentan ante él ataviados con sus turbantes. Ofendido por no descubrirse ante él, Vlad les envía de vuelta a Estambul con los turbantes clavados al cráneo. Vamos que si no coges la indirecta es porque no quieres. Paradojas de la vida, a pesar de asesinar y torturar a más de 50.000 de sus enemigos, fue bendecido por el Papa por buen cristiano.

Resumiendo, un tomo muy recomendable (como el resto de la colección) que se lee de un tirón y que ahora que están de moda las intrigas palaciegas, las conspiraciones, las traiciones y envidias, los dimes y diretes de la corte… no seáis malos, estaba pensando en Juego de Tronos, pues eso, seguro que os gustará. Además, un poco de historia no hace mal a nadie.

Edición original: DRÁCULA (Biblioteca Robin Wood)

Publica: ECC EDICIONES

Guión: Robin Wood

Dibujo: Alberto Salinas

Formato: Rústica. 122 págs. B/N