Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Informes fechados en 2015 y 2016 realizados a petición de la Fiscalía.

Mar Menor. Medio Natural informó en 2015 de la puesta en regadío de terrenos de secano sin evaluación ambiental.

El informe de la Oficina de Impulso Socioeconómico del Medio Ambiente (OISMA) dependiente de la Dirección General de Medio Natural también advirtió en diciembre de 2015 de que "el uso de fertilizantes y fitosanitarios en la agricultura de todo el campo de Cartagena que vierte al Mar Menor parecían contribuir a la eutrofización del Mar Menor". La primera sopa verde en el Mar Menor estalló a finales de mayo de 2016.

Rosa Roda
  Murcia | 04/05/2020
Transformación secano en regadío

Transformación secano en regadío / CARM

Un informe de la extinta Oficina de Impulso Socioeconómico del Medio Ambiente (OISMA) de 9 de diciembre de 2015 realizado a petición de la Fiscalía, en el marco de las diligencias de investigación 136/15 por las inundaciones de las urbanizaciones situadas al sur del Mar Menor, advirtió de que “el uso de fertilizantes y fitosanitarios en la agricultura de todo el campo de Cartagena que vierte al Mar Menor parecen contribuir a la eutrofización del Mar Menor suponiendo a medio plazo un riesgo para los hábitats, la fauna, los fondos marinos y las condiciones ambientales del Espacio Natural y la Red Natura 2000”.

La primera sopa verde en el Mar Menor estalló a finales de mayo de 2016. La laguna se había convertido en una gran sopa verde por la gran explosión de fitoplancton derivada de la entrada de nitratos de las explotaciones agrícolas del Campo de Cartagena.

Además, la OISMA informó de que no habían sido evaluadas de manera específica e individualizada ninguna de las fincas agrarias cuyas aguas de drenaje desembocaban de manera superficial en el Mar Menor sobre las posibles afecciones ambientales a éste por las actuaciones ligadas a la actividad agrícola (laboreo, reconfiguación parcelaria, cambios de cultivo…) y/o ganadera”.

A ese informe de la OISMA sucedió otro realizado por la Subdirección General de Evaluación Ambiental en julio de 2016, también a petición de la Fiscalía, que concluyó que las obras de infraestructuras y cultivos de regadíos existentes en las fincas agrícolas (polígonos 32 y 33) próximas a las urbanizaciones Mar de Cristal y Playa Honda, en la zona denominada Arco Sur-Mar Menor, carecían de Evaluación de Impacto Ambiental y de Evaluación de Repercusiones sobre los Espacios Protegidos de la Red Natura 2000.

El informe constató que se trata de un territorio muy transformado, especialmente a partir de 2011. “De una estructura abancalada típica en los paisajes tradicionales donde dominaba el secano, diseñada para limitar la erosión por escorrentía superficial aprovechar el agua de precipitaciones en los cultivos, se ha pasado a recintos de cultivos más grandes y homogéneos asociados a la extensión del regadío en la zona” dice el informe firmado por la entonces subdirectora general de Evaluación Ambiental, Inmaculada Ramirez que en marzo de este año abandonó junto a otros cuatro funcionarios la dirección general de Medio Ambiente dependiente de la Consejería de Agricultura entre denuncias de “acoso laboral” por parte de los sindicatos.

“Parece claro que la eliminación del sistema de terrazas supone ya una merma en la capacidad de retención y control del agua. Los cultivos actualmente implantados se disponen, contrariamente a aquellas estructuras, en dirección favorable a la pendiente” subraya el informe de la subdirección general de Evaluación Ambiental donde no constaba la presentación o tramitación para un pronunciamiento ambiental de un plan o proyecto que agrupara toda la estrategia de actuaciones que se han ido sucediendo en el tiempo y el espacio y que, de haberse evaluación ambientalmente con un criterio estratégico, quizás habría permitido detectar de forma anticipada afecciones y evitarlas, o al menos mitigar su alcance”. La ordenación del territorio es competencia exclusiva de la Comunidad Autónoma.

Un juzgado de Cartagena investiga desde 2016 las causas de las inundaciones ocurridas en Mar de Cristal, Playa Honda y Los Nietos desde 2011 a 2015 a raíz una querella de la Fiscalía contra diecisiete empresas agrícolas por la transformación de terrenos rústicos para regadío y por la construcción ilegal de canales de desagüe al Mar Menor.

En la causa están personados, como acusación particular, dos vecinos de Mar de Cristal, y como acusaciones populares, la Federación de Asociaciones de Vecinos de Cartagena la Asociación de Comerciantes y Empresarios de La Manga y Cabo de Palos.