Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Los técnicos de Cultura han constatado la apertura de una puerta en la fachada del monasteriO (BIC) sin autorización e incumpliendo la Ley 4/2007 de Patrimonio Cultural de la región de Murcia.

Un informe de la Dirección General de Bienes Culturales concluye que la degradación del entorno del Monasterio de los Jerónimos es continua y profunda.

Un demoledor informe de la Dirección General de Bienes Culturales concluye que las edificaciones construidas por la UCAM sin licencia en el entorno del Monasterio de los Jerónimos, no se pueden legalizar al estar ubicadas junto a un monumento declarado Bien de Interés Cultural y haber incumplido numerosos artículos de la Ley 4/2007 del Patrimonio Cultural de la región de Murcia. La técnico de la consejería de cultura que inspeccionó el monumento y su entorno dice en su informe que "los responsables de la Universidad Católica conocían fehacientemente que estaban actuando en un entorno del Monumento pues para otras actuaciones sí habían solicitado la autorización de la Dirección General de Bienes Culturales".

Rosa Roda | Murcia | 10/01/2019

entorno

entorno / entorno

Los técnicos de la Dirección General de Bienes Culturales que inspeccionaron en febrero de 2017 el monasterio de los Jerónimos, actual sede de la UCAM, constataron no solamente que “la degradación del entorno es profunda”, sino que “han abierto una puerta en el monasterio que da acceso a la secretaría, sin que conste autorización alguna por parte de Cultura”.

puerta monasterio

puerta monasterio / puerta monasterio

Además concluyen los técnicos de la consejería de Cultura que “se aprecia que se ha perdido el ambiente propio del monumento y que la degradación del entorno es continua”. En un informe fechado en marzo de 2017, los técnicos de la Dirección General de Bienes Culturales dicen además que “los inmuebles ilegales ocultan el monumento y que las instalaciones de aire acondicionado están degradando profundamente el bien”.

El informe de la Dirección General de Bienes Culturales se realizó a petición de la Dirección General de Ordenación del Territorio, Arquitectura y Vivienda tras haber recibido una petición por parte de la concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Murcia de la que es titular el Antonio Navarro Corchón, de conceder a la UCAM “autorización excepcional, por razones de interés público” para esas edificaciones construidas sin licencia. Navarro Corchón, que confirmó que la UCAM tiene ocho edificios sin licencia, siempre ha mantenido que las ilegalidades en las que había incurrido la universidad privada se iban a solucionar mediante una “autorización excepcional” que debía otorgar la CARM. Una solicitud que la consejería de Fomento desestimó “por silencio administrativo”, pero que no se habría podido conceder en ningún caso tras el duro informe de la Dirección General de Bienes Culturales.

Los técnicos de la Dirección General de Bienes Culturales subrayan en su informe que según el artículo 40.1 de la Ley 4/2007 de Patrimonio Cultural de la región de Murcia dice que “toda intervención que pretenda realizarse en un bien inmueble de interés cultural requerirá autorización de la dirección general con competencias en materia de patrimonio cultural con carácter previo a la concesión de licencias …”. El artículo 42 de la citada ley dice que “las intervenciones en el entorno de los monumentos no podrán alterar el carácter arquitectónico y paisajístico de la zona, salvo que sea degradante para el monumento, ni perturbar su contemplación o atentar contra la integridad del mismo….”

La Dirección General de Bienes Culturales, que pese al demoledor informe de sus técnicos de marzo de 2017 no ha abierto expediente sancionador a la UCAM por incumplir la Ley de Patrimonio Cultural, ha explicado a Onda Cero que en este momento "se está instrumentalizando el procedimiento de inspección e información previa que debe preceder a la apertura de cualquier expediente sancionador que afecte a nuestro patrimonio cultural" y que " una vez finalizada esta fase y en caso de apreciarse causa suficiente este centro directivo actuará en consecuencia con la legislación aplicable". La Dirección General de Bienes Culturales añade que "hasta ahora no se ha actuado puesto que se querían tener claras las posibles implicaciones en un procedimiento sancionador administrativo de otros procesos judiciales abiertos".

El presidente de la UCAM, José Luis Mendoza está siendo investigado dentro de las diligencias abiertas a raíz de la denuncia presentada por la fiscalía del TSJ, que considera que se ha podido cometer un delito contra el medioambiente y la ordenación del territorio en el entorno del Monasterio de los Jerónimos por la construcción de edificios sin licencia en terrenos de huerta protegida. La investigación judicial que dirige el juzgado de instrucción número 5, según ha podido saber Onda Cero, está prácticamente concluida por lo que el juez podría declarar en pocas semanas la apertura de juicio oral y solicitar a las partes que presenten sus escritos de acusación o archivo.

El pasado mes de junio, el PP, con el voto de calidad del alcalde Ballesta y en una segunda votación, rechazó la moción presentada por Ahora Murcia para que su equipo rindiera cuentas por la situación de la UCAM. Los ediles del PP que han ejercido como profesores en la UCAM -Navarro Corchón es uno de ellos- no se abstuvieron de participar en la votación.