NO HA RESISTIDO EL CIERRE SANITARIO POR COVID

La discoteca Joy Eslava cierra para siempre tras casi 40 años de historia

La célebre discoteca del centro de Madrid se convertirá próximamente en un restaurante con actuaciones, para lo cual ya se han iniciado las obras de remodelación. En sus casi 40 años de historia, por Joy Eslava han pasado personajes de la llamada "beautiful people" y protagonistas de la Movida madrileña.

- Confinamiento y coronavirus en España y en Madrid: cierre hostelería, nuevas medidas y última hora de la Covid-19

Fran Pomares

Madrid | 11.11.2020 13:36 (Actualizado 12.11.2020 09:35)

Fachada de la discoteca Joy Eslava de Madrid, en la calle Arenal.
Fachada de la discoteca Joy Eslava de Madrid, en la calle Arenal. | Onda Cero

Joy Eslava, la histórica discoteca de la calle Arenal de Madrid ha cerrado para siempre. Tras haber permanecido sin actividad desde el inicio de la pandemia provocada por la covid, el propietario de la sala, Pedro Trapote, ha decidido cerrar sus puertas.

Fuentes consultadas por Onda Cero aseguran que el inmenso local se convertirá en próximas fechas en un restaurante-sala de espectáculos. De hecho, las primeras obras para transformar el negocio ya han comenzado.

La discoteca Joy Eslava abrió sus puertas el 24 de febrero de 1981, un día después del intento de golpe de estado de Tejero. Trapote había adquirido la sala a su anterior propietario, el actor y director teatral Luis Escobar, para convertirla en uno de los locales de ocio más conocidos de toda Europa.

De la 'beautiful people' a la Movida madrileña

Para la reforma se utilizaron 280.000 kilos de acero y algunos desarrollos tecnológicos nunca antes vistos en una discoteca española.

El local se convirtió pronto en uno de los referentes de la llamada “beautiful people” que surgió a raíz de los pelotazos financieros de principios de los ochenta. Gente guapa que lo mismo aparecía en las páginas de economía de los periódicos como en las portadas de las revistas del corazón. Esa gente, relevante en la sombra, que de repente se tornó en famosa.

Pero también pasó por allí buena parte de aquellos que estaban construyendo la que luego se llamó “Movida madrileña”: cierto lumpen de salón que recorría aquel Madrid de Tierno Galván entre el Penta y Alcalá 20, pasando -claro- por Joy.

Se estima que en los casi cuarenta años de historia de la discoteca han bailado en su pista o tomado copas en sus reservados más de 20 millones de noctámbulos.

De teatro a plató de televisión

Durante los primeros años de funcionamiento como discoteca, Joy sirvió también como plató de televisión. Es su escenario se grababa semanalmente el programa musical de Televisión Española ‘Aplauso’.

Con anterioridad y bajo el nombre de Teatro Eslava (apellido de su primer propietario, Bonifacio Eslava, que era sobrino del músico Hilarión Eslava), el local fue uno de los escenarios más famosos de Madrid. Sus más de mil butacas fueron testigo de los éxitos de Celia Gámez, Nati Mistral, Concha Velasco o Norma Duval, entre otras estrellas.

Un incendio y un abrigo de pieles

Cerca de las navidades de 1998, mientras estaba en pleno funcionamiento, Joy Eslava sufrió un aparatoso incendio que destruyó la bóveda y la cubierta, sin que se produjera -afortunadamente- ninguna víctima.

Se celebraba aquella noche una fiesta a la que asistieron numerosas celebridades del mundo artístico. Cuentan testigos presenciales que al iniciarse el incendio, los responsables de Joy pidieron a la gente que desalojara inmediatamente la sala, pero “alguna folclórica se detuvo en el ropero para recuperar su exhuberante abrigo de pieles".

Tras varios meses cerrada, volvió iniciar su actividad, que se detuvo en seco el pasado mes de marzo como consecuencia de las medidas de sanitarias decretadas por la expansión del coronavirus.

Finalmente, Joy Eslava, el mítico Joy (la Joy, según quien se refiera a este disco-teatro), no ha resistido el cierre sanitario, y su espacio será ocupado próximamente por un gran restaurante con actuaciones.

La nueva empresa, confirma el cambio de negocio

La nueva propiedad del negocio de la calle Arenal emitió a última hora de este miércoles a través de sus redes sociales un comunicado en el que confirmaba "el mantenimiento de la oferta de ocio de calidad que lleva prestando en la ciudad de Madrid desde el año 1981".

El comunicado explicaba que "la remodelación de Joy Eslava promete marcar el inicio de una nueva etapa en la noche madrileña, convirtíendose en una de las salas más espectaculares y vanguardistas de Europa incorporando los equipamientos y servicios más innovadores".

"En estos momentos la sala prefiere no ampliar más información, esperando el momento oportuno para presentar pública y oficialmente el nuevo proyecto".