La manifestación ha sido apoyada por el PP, Vox y Ciudadanos

Centenares de vehículos recorren Ciudad Real para rechazar la "Ley Celaá"

Centenares de vehículos con globos naranjas se han manifestado por las calles de Ciudad Real para rechazar la reforma educativa de la denominada “Ley Celaá” y pedir su paralización. La protesta ha sido organizada por la plataforma “Más Plurales” en defensa de la educación concertada y la educación especial.

José Luis Juárez

Ciudad Real | 22.11.2020 12:42

Según los organizadores han sido más de 1.000 los coches que han participado en la manifestación. El recorrido se ha iniciado en el recinto ferial donde se ha leído un manifiesto en el que no toleran límites ni recortes a la libertad de enseñanza, defienden la complementariedad de las redes pública y privada concertada y no aceptan el modelo de inclusión radical que pretende la “Ley Celaá”.

También exigen mejoras reales para el personal docente de los centros educativos y denuncian que se está asistiendo a una agresión a la libertad de conciencia en favor de la imposición de una ideología laicista. Igualmente reclaman al Estado la obligación de financiar los centros educativos públicos y concertados y anuncian que instarán a los grupos políticos a que interpongan recursos de inconstitucionalidad contra esta normativa.

El portavoz de la plataforma “Más Plurales”, José Herrera, recuerda que es la ley educativa que ha sido aprobada con menos apoyos en el Congreso de los Diputados. Considera que esta normativa se ha elaborado de espaldas a la sociedad y a la comunicad educativa, dice que van a trabajar hasta el final para defender la libertad de elección de centros educativos y confía en que es posible paralizar esta ley.

La manifestación ha estado apoyada por dirigentes del Partido Popular, Vox y Ciudadanos. La diputada del PP por Ciudad Real, Rosa Romero, ha señalado que la “Ley Celaá” es un ataque a la libertad, a la educación concertada y especial y al castellano, y subraya que su partido recurrirá al Tribunal Constitucional. Opina que la educación pública y concertada pueden coexistir y cree que la reforma educativa del Gobierno es ideológica y sectaria.

En Castilla-La Mancha la educación concertada engloba a 120 centros, atiende a 60.000 alumnos y da trabajo a unas 4.000 personas.

LO MÁS