RECUPERACIÓN DE LA FAUNA

La población de quebrantahuesos en los Picos de Europa alcanza la treintena de ejemplares

El último de los cinco quebrantahuesos criados en Aragón ha sido trasladado este martes al espacio natural

Enrique Carballeira | Europa Press

Benia | 30.06.2021 10:45

La población de quebrantahuesos en los Picos de Europa alcanza la treintena de ejemplares
La población de quebrantahuesos en los Picos de Europa alcanza la treintena de ejemplares | Europapress

El último de los cinco quebrantahuesos, especie bioindicadora en peligro de extinción, criados en Aragón en 2021 para ser liberado en el Parque Nacional de Picos de Europa ha sido trasladado este martes al espacio natural.

Se trata de ejemplares procedentes de nidos con una alta probabilidad de fracaso y que son cedidos por el Gobierno de Aragón para su cría y liberación en el medio natural, según ha informado el presidente de la Fundacion para la Conservación del Quebrantahuesos.

El ejemplar, nacido el pasado 30 de marzo en el Centro de cría gestionado por la FCQ en Pastriz, Zaragoza, ha pasado las últimas semanas en el parque nacional de Ordesa y Monte Perdido en la fase de crianza campestre, donde la toma de contacto con otros ejemplares de su especie favorece su aprendizaje conductual.

En estas últimas horas se le han colocado dispositivos de seguimiento satelital. En la plataforma de pre-liberación permanecerá unos 30 días, hasta que haya completado su desarrollo y se proceda a su liberación, para pasar a formar parte del stock silvestre de la especie.

La población de esta especie en los Picos de Europa alcanza ya los 30 ejemplares. La iniciativa está siendo un éxito aunque los responsables de la Fundación consideran que lo ideal sería llegar al menos a unos 45 o 50 ejemplares, para garantizar una mayor estabilidad.

Radioseguimiento

A partir de este momento la Fundación por la Conservación del Quebrantahuesos, en coordinación con la Guardería y Técnicos del Parque Nacional, monitorizará a los ejemplares a través de dispositivos de radioseguimiento terrestre y GPS, vigilando sus movimientos, su alimentación, comportamiento y primeros vuelos.

Todo ello se realiza en el marco del proyecto de recuperación de la especie en los Picos de Europa, extinta en los años cincuenta del pasado siglo, y que se inició en el año 2010 con la liberación de los dos primeros ejemplares, Deva y Leoncia. El proyecto es ejecutado por la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ) en estrecha coordinación con las autoridades ambientales del Parque Nacional de Picos de Europa y el Gobierno de Aragón.