El equipo verdiblanco entrena en Inglaterra

Guido, Arambarri y Aouar: el Betis sigue en el mercado

Tras los fichajes de Luiz Henrique y Luiz Felipe, más la firma definitiva de Willian José, el Betis sigue trabajando en entradas y salidas para confeccionar la platilla 22-23. El club ha reconocido que necesita hacer una buena venta y los principales activos, Alex Moreno, Fekir y Guido Rodríguez, han sido objeto de deseo de algunos equipos europeos, aunque de momento ninguno ha ofrecido cantidades que satisfagan al Betis. Por Guido, el último en aparecer ha sido el Everton. En Inglaterra afirman que ya se han puesto en contacto con el jugador, aunque no han hecho oferta alguna. En el Betis, como ya explicaron al Atlético de Madrid y otros interesados, exigen entre 35 y 40 millones de euros por el argentino.

Onda Cero Sevilla

Sevilla | 26.07.2022 11:30

El centrocampista del Betis Guido Rodríguez trata de escapar de Mauro Arambarri, del Getafe, durante un partido de Liga en el Coliseum.
El centrocampista del Betis Guido Rodríguez trata de escapar de Mauro Arambarri, del Getafe, durante un partido de Liga en el Coliseum. | EFE

En caso de que Guido se marche, el diario AS asegura que el objetivo bético se llama Mauro Arambarri. El centrocampista del Getafe, de 26 años, tiene aún un año de contrato pero quiere salir. Entiende que ha cumplido un ciclo en el conjunto azulón y su presidente, Angel Torres, no pondría muchas pegas a una salida del uruguayo, pero a cambio de una suma interesante. Su cláusula de rescisión es de 15 millones de euros pero desde el entorno del club madrileño entienden que podría salir por unos 6 o 7 millones.

En el capítulo de fichajes, el gran objetivo ahora es Houssem Aouar. Continúan las negociaciones entre Betis y Lyon, aunque como ha dicho Bruno Cheyrou, director deportivo del club galo, "las cosas no han progresado mucho. Estamos en espera". El diario L`equipe anuncia una nueva reunión entre clubes para este miércoles 27. Tanto a William Carvalho como al Olympique de Lyon le parecería bien que el luso entrara en la operación, pero pide 3 millones limpios al año y, de momento, no hay acuerdo.