Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

NUEVO METAL PARA ESPAÑA

Saúl Craviotto gana la medalla de bronce en K1 200

Después de lograr la medalla de oro en K2 200 junto con Cristian Toro, Saúl Craviotto ha ganado en solitario la medalla de bronce. Ha sido en la categoría de K1 200, en una final en la que ha protagonizado una gran remontada en los metros finales.

Redacción | Madrid | Actualizado el 17/07/2018 a las 23:47 horas

Craviotto, en K1

Craviotto, en K1 / EFE

El español Saúl Craviotto ganó este sábado el bronce en K1 sobre 200 metros de las pruebas de piragüismo de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, en la que el inglés Liam Heath se colgó el oro.

Craviotto, que fue plata en Londres 2012 en esta prueba, se despidió de Río de Janeiro con el oro en K2 200 metros, que ganó el jueves junto a Cristian Toro, y con el bronce de este sábado.

El español se había clasificó para la final de la prueba de K1 200 metros con el tercer mejor tiempo en su semifinal.

Craviiotto consiguió su objetivo de conquistar su cuarta medalla olímpica tras el oro que se colgó el jueves, la plata que ganó en Londres 2012 en categoría K1 200 y el oro que se adjudicó en Pekín 2008 junto a Carlos Pérez Rial en K2 500.

Heath se impuso en la prueba con un tiempo de 35.197, en tanto que la plata se la colgó el francés Maxime Beaumont, con 35.362.

Maxime Beaumont, subcampeón mundial en 2015, había clasificado directamente a la final de esta prueba con uno de los mejores tiempos en eliminatorias.

El español llegó a 465 milésimas de segundo del vencedor, al igual que el alemán Ronald Rauhe, que también se llevó un bronce.

Las pruebas olímpicas de piragüismo, en canoa (C) y kayak (K) se disputaron hasta este sábado en la Lagoa Rodrigo de Freitas, una laguna exprimida entre la playa de Ipanema y el cerro del Corcovado cuyas aguas generaron polémica por su nivel de contaminación, aunque el COI ha garantizado que están en niveles adecuados para la salud.