Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

MINISTRO DE EXTERIORES

Josep Borrell: "A ERC no lo llamaría un partido progresista"

El ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell, asegura en Más de uno que no considera que ERC sea "un partido progresista", al contrario de la descripción de "partido histórico con el que tenemos muchas cosas en común" que hizo Carmen Calvo. Por otro lado, culpa al Partido Popular de no facilitar el gobierno de quien tiene un mayor número de diputados y reconoce que habría un alternativa diferente si la formación de Casado estuviese abierta a negociar.

ondacero.es
  Madrid | 29/11/2019

Borrell ha confirmado a Carlos Alsina durante su entrevista en Más de uno que a "ERC, con sus comportamientos, no lo llamaría partido progresista", al contrario de la opinión que mostró la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, cuando lo definió como "partido histórico con el que tenemos muchas cosas en común".

Por ello, apunta que cualquier negociación con ellos se hará dentro de los márgenes constitucionales, por lo que no se va a negociar el derecho a la autodeterminación en Cataluña, "romper la unidad territorial sería tremendo". Aunque señala la relevancia del acuerdo, "no se puede criticar que se trate de buscar una mayoría parlamentaria".

Además, manifiesta que "ERC hará lo que crea conveniente para él, no para hacerle un favor a España. Pero independientemente de sus razones, lo importante es que España necesita un gobierno".

Asimismo, culpa al Partido Popular de la situación, "no ha dejado de decir que no haría nada para facilitar un gobierno del que tiene un mayor número de diputados". "La aritmética es la que es, si no se quiere repetir las elecciones hace falta investir un gobierno", comenta y añade que "para eso hace falta investir un gobierno y que alguien se abstenga, si el PP no lo quiere hacer, habrá que ver si lo quiere hacer algún otro. No le busquemos tres pies al gato". Aún así, afirma que si la formación de Pablo Casado estuviese abierta a negociar, "sería un alternativa y cuando hay alternativas, los precios bajan".