Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

Realizar ejercicio físico, la dieta mediterránea y el abandono del tabaco, disminuiría un 30% las probabilidades de padecer cáncer

Tal y como recoge Quirónsalud, en esta línea Pedro Valero, apunta que en los últimos años ha aumentado la incidencia de cáncer, sobre todo, de mama, pulmón, en el caso de la mujer; y colon, en ambos sexos. Según Valero, en parte, se debe al diagnóstico precoz y a que los hábitos de vida saludable se han extendido en la población desde hace pocos años, por lo que todavía pesan malos hábitos de los que vemos ahora las consecuencias, como tabaco, vida sedentaria, sobrepeso, entre otros.

Redacción
 |  Madrid | 05/02/2020

Con motivo del Día Mundial Contra el Cáncer que se celebra el 4 de febrero, los especialistas de Quirónsalud Sagrado Corazón e Infanta Luisa de Sevilla quieren manifestar la importancia de adoptar unos hábitos de vida saludables, realizando ejercicio físico continuado, la dieta mediterránea, moderar la ingesta alcohólica y el abandono del tabaco, disminuirían en un 30% las probabilidades de padecer algunos tipos de cáncer. Y es que según el jefe de servicio de oncología de los hospitales, Pedro Valero, los factores ambientales son determinantes en el desarrollo de la enfermedad.

Tal y como recoge Quirónsalud, en esta línea Pedro Valero, apunta que en los últimos años ha aumentado la incidencia de cáncer, sobre todo, de mama, pulmón, en el caso de la mujer; y colon, en ambos sexos. Según Valero, en parte, se debe al diagnóstico precoz y a que los hábitos de vida saludable se han extendido en la población desde hace pocos años, por lo que todavía pesan malos hábitos de los que vemos ahora las consecuencias, como tabaco, vida sedentaria, sobrepeso, entre otros.

No podemos olvidar que el diagnóstico precoz, la mejora de los tratamientos y la aparición de nuevas terapias y fármacos han mejorado ostensiblemente el pronóstico de la enfermedad que ha hecho que algunos tipos de cáncer se hayan convertido hoy en día en enfermedades crónicas. Las nuevas técnicas de diagnóstico por la imagen (resonancia de alta resolución, PET-TAC o los ecógrafos de última generación entre otros.) permiten detectar lesiones incipientes aumentando las posibilidades de curación. También las nuevas terapias físicas como los aceleradores más avanzados, la protonterapia, la radiología intervencionista y las técnicas quirúrgicas, nos ofrecen nuevas herramientas para luchar contra determinado tipo de tumores, explica el especialista.

Asimismo, la caracterización molecular de los tumores permite la posibilidad de recibir terapias dirigidas, más eficaces que los tratamientos generalizados como la quimioterapia y con menos efectos secundarios. Muchas de ellas orales, como es el caso de algunos tipos de carcinoma de pulmón, los carcinomas de mama hormonodependientes resistentes a la primera línea de tratamiento antihormonal y el 50% de los melanomas, con mutación de BRAF.