Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

Pactos en Sanidad

Martínez Olmos, aunque declaró que la política de pactos estará condicionada por los resultados de las elecciones, creyó que los representantes políticos están llamados a trabajar en un gran acuerdo en materia sanitaria mientras se respeten consensos muy aceptados como equidad o universalidad, por ejemplo.

Dr. Bartolomé Beltrán | Madrid | 02/06/2016

FEFE reunió a los portavoces de sanidad en la sede de la CEOE. Javier Padilla de Podemos, Martínez Olmos del PSOE, José Ignacio Echániz del PP y Francisco Igea de Ciudadanos, nos contestaron a la pregunta sobre los posibles pactos de Gobierno. Igea respondió que Ciudadanos es de centro y cree en el acuerdo. “Conseguir un acuerdo en política sanitaria no es tan difícil. No obstante, si empezamos pensando en quién es el ministro, no llegaremos a acuerdo”, avisó. Padilla sostuvo que ya han logrado uno con IU para presentarse juntos y que, en general, el PSOE es el partido con el más afinidad tiene Podemos en materia sanitaria.

Martínez Olmos, aunque declaró que la política de pactos estará condicionada por los resultados de las elecciones, creyó que los representantes políticos están llamados a trabajar en un gran acuerdo en materia sanitaria mientras se respeten consensos muy aceptados como equidad o universalidad, por ejemplo. Echániz revalidó el ofrecimiento del PP de hacer una coalición con PSOE y Ciudadanos, aunque ninguneó a Ciudadanos por no ser tan necesario ya que PP y PSOE juntos tendrían ya la mayoría absoluta.

Sin embargo, sobre el futuro quedó clara la eficacia y eficiencia del modelo farmacéutico español y como dijo Martínez Olmos, se pueden abrir caminos a un conjunto de reformas que apuntalen la equidad del sistema porque está demostrado que la sostenibilidad financiera no está garantizada. Es cierto, gastamos más de lo presupuestado y las insuficiencias tensionan el sistema y los proveedores cobran más tarde. Y claro, eso hay que arreglarlo. Seguro.