EN BUENAS MANOS

Lectura y salud ocular

Tal y como señala el Dr. Luis Fernández-Vega Cueto-Felgueroso de la Unidad de Córnea y Cristalino del IOFV, es fundamental visitar periódicamente al oftalmólogo desde la infancia para que evalúe el rendimiento y estado de salud de la vista. “Sobre todo si a la hora de estudiar o disfrutar de la lectura se observan síntomas como pesadez, fatiga, visión borrosa, y sequedad para poder poner una solución y que no deriven en patologías más importantes a largo plazo”, afirma el especialista.

Dr. Bartolomé Beltrán

Madrid | 26.04.2021 09:31

Lectura y salud ocular
Lectura y salud ocular | Redacción

Días atrás se celebró el Día de Libro, una fecha para no olvidar lo importante que es leer, pero como matizan los expertos del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega (IOFV), hay que hacerlo de forma adecuada para evitar problemas oculares.

Tal y como señala el Dr. Luis Fernández-Vega Cueto-Felgueroso de la Unidad de Córnea y Cristalino del IOFV, es fundamental visitar periódicamente al oftalmólogo desde la infancia para que evalúe el rendimiento y estado de salud de la vista. “Sobre todo si a la hora de estudiar o disfrutar de la lectura se observan síntomas como pesadez, fatiga, visión borrosa, y sequedad para poder poner una solución y que no deriven en patologías más importantes a largo plazo”, afirma el especialista.

Para evitar complicaciones en la vista derivadas de la lectura desde el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega recomiendan seguir unas pautas. Como por ejemplo leer con buena iluminación, ya que para los expertos “significa buena salud ocular”. Además, aconsejan mantener la distancia: para leer es adecuado estar a 50 o 60 centímetros, ya sea en papel o digital. Y aunque a veces se crea lo contrario, afirman que las pantallas de los dispositivos están autorizadas y reguladas para no dañar las estructuras oculares.

Otro punto importante en la lectura es el parpadeo. Aunque a veces se mantenga la atención al contenido por estar inmersos en la lectura, se mantienen los ojos tan abiertos que nos olvidamos de parpadear.

Y finalmente, recuerdan que la temperatura y la humedad condicionan un buen hábito de lectura. Un ambiente de lectura sano para la vista es donde haya luz natural, entre 21 y 26 grados y que la humedad permanezca entre el 50 y 60 por ciento. Es lo que hay. Seguro. ​

LO MÁS