Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

10 factores de la vuelta al trabajo que influyen en la fertilidad

Ante el ritmo frenético que vive la población española, los expertos de Ginefiv advierten de estos 10 factores de nuestro día a día que pueden repercutir en la fertilidad tanto para mujeres como para hombres.

Redacción | Madrid | Actualizado el 11/09/2018 a las 13:15 horas

El mes de septiembre ya ha llegado y con él la vuelta al trabajo y la rutina diaria. El estilo de vida actual hace que hábitos tan frecuentes como alimentarnos con comida rápida, fumar para desestresarnos o tomar cafeína para estar más activos afecten a la fertilidad, algo que se debe de tener en cuenta en aquellas parejas que están planificando concebir un hijo.

Ante el ritmo frenético que vive la población española, los expertos de Ginefiv advierten de estos 10 factores de nuestro día a día que pueden repercutir en la fertilidad tanto para mujeres como para hombres.

-El estrés, un mal aliado. Disminuye hasta en un 20% la ovulación en las mujeres y repercute en la calidad y cantidad seminal de los hombres.

-Fumar. La nicotina afecta severamente a la salud reproductiva, condicionando la integridad del material genético.

-Mayor exposición a agentes contaminantes. El regreso a la ciudad y el incremento del tráfico hace que aumente la contaminación atmosférica.

-Alimentación poco saludable. Tener una dieta equilibrada y saludable, basada en una variedad de alimentos que sean bajos en grasa y que contengan los nutrientes, vitaminas y minerales necesarios mejora la función reproductiva, ya que hasta un 12% de la infertilidad primeria está ligada a alteraciones del peso.

-Vida sedentaria. El ejercicio moderado es beneficioso para la salud reproductiva: además de contribuir a controlar el peso, ayuda a rebajar los niveles de estrés, y reducir la aparición de ciertas enfermedades.

-Época de dietas exprés. Tras las vacaciones, también es tiempo de perder aquellos kilos adquiridos en el verano, con el incremento de las dietas milagro. Hay que tener especial cuidado con las bajadas drásticas y rápidas de peso puesto que produce amenorrea, ausencia de menstruación, y puede condicionar la infertilidad.

-Respetar las horas de sueño. Diversos estudios han relacionado los trastornos del ritmo circadiano con la capacidad reproductiva.

-Ojo con la cafeína. El sueño y la falta de descanso hace que recurramos en exceso al consumo de cafeína. Existe una correlación entre el consumo elevado de cafeína y las dificultades para lograr el embarazo, por ello es recomendable reducirlo.

-El exceso del alcohol. La cantidad de alcohol afecta también a la calidad y la cantidad del esperma, ya que influye en la producción de testosterona, responsable de la creación de espermatozoides. En el caso de las mujeres, puede provocar ciclos menstruales irregulares y períodos anovulatorios, además de incrementar las posibilidades de aborto espontáneo si está embarazada.

-El móvil, nunca en el bolsillo del pantalón. En el caso de los hombres, las ondas electromagnéticas que emiten estos dispositivos y el calentamiento térmico que origina en la zona, podría llegar a reducir hasta un 8% la cantidad y la movilidad de los espermatozoides.