Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

Estrés en el trabajo

Tal y como recoge SumaCRM, ya sea si trabajamos de forma presencial o bien teletrabajamos, la pandemia del Covid-19 ha cambiado nuestro entorno laboral y nuestra forma de trabajar.

Redacción
 |  Madrid | 06/10/2020
Estrés en el trabajo

Estrés en el trabajo / Redacción

El burnout o desgaste profesional pasa factura al 75% de los trabajadores que se han visto obligados a teletrabajar por la pandemia que azota a nuestro país, según el estudio ‘Covid-19 Global Impact’ elaborado por la consultora especializada en salud Cigna.

Y es que el coronavirus, sin duda, se ha convertido en un factor disruptivo de los hábitos laborales agravando un estrés y una ansiedad en los trabajadores ya en cifras récord, pues en 2019 España fue el tercer país europeo con más estrés laboral, con unos niveles cercanos al 60% de los trabajadores.

Tal y como recoge SumaCRM, ya sea si trabajamos de forma presencial o bien teletrabajamos, la pandemia del Covid-19 ha cambiado nuestro entorno laboral y nuestra forma de trabajar. Unas modificaciones que estarán largo tiempo con nosotros y que algunos expertos señalan que han llegado para quedarse. No obstante, no todo es negativo en este nuevo escenario y es que hay puntos positivos como la flexibilidad laboral, la conciliación, reducción de gastos o una mayor productividad.

Todo ello se puede conseguir si conseguimos gestionar el estrés con la ayuda de estas recomendaciones:

1.Más vale prevenir que curar. Tal y como reza este refrán popular, las empresas deben reforzar su compromiso con los empleados, seguir trabajando en su motivación y respetar su horario laboral.

2.La planificación es clave. Desde la consultora americana McKinsey señalan que los trabajadores dedican el 65% del tiempo a contestar emails, llamadas o estar en reuniones, lo que implica que se destine la mitad del tiempo a tareas rutinarias y tan sólo el 50% pueda dedicarse a realizar el trabajo en sí.

3.Sin distracciones que arruinen la productividad. El problema de la productividad no radica en los distractores a los que está expuesto el trabajador diariamente, sino en las herramientas de productividad que pone la empresa a disposición de sus trabajadores.

4.Ceremonias en vez de reuniones. La gran mayoría de las reuniones son para volver a poner a todo el mundo en el mismo barco o bien para mejorar procesos. Una de las soluciones para evitar que estas reuniones se conviertan en algo tedioso y de larga duración es haciendo ‘ceremonias’ de metodologías ágiles.

5.Comunicar, comunicar y comunicar. La clave de trabajar en remoto es comunicar. La solución para hacerlo sin interrupciones es utilizar herramientas de chat y esperar a que la gente responda cuando pueda.