Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

Los españoles creen que ir a trabajar enfermo sólo reduce su rendimiento un 10%

Según los datos obtenidos por la aseguradora de salud Cigna en su último estudio, ‘360º Wellbeing Survey 2018’, el 74% de los españoles ha ido a trabajar alguna vez estando enfermo, porcentaje muy superior al de países como Reino Unido, con un 57%, Alemania (49%) o Francia (42%).

Redacción | Madrid | Actualizado el 07/09/2018 a las 13:18 horas

Los problemas de salud son uno de los principales factores del presentismo laboral, práctica consistente en acudir al puesto de trabajo sin estar en buenas condiciones físicas o mentales. El miedo a perder el empleo, a pedir la baja, a descontarse días de vacaciones o simplemente, a creer que se podría mostrar poca profesionalidad o implicación frente a un superior están provocando que este fenómeno esté cada vez más presente en España.

Según los datos obtenidos por la aseguradora de salud Cigna en su último estudio, ‘360º Wellbeing Survey 2018’, el 74% de los españoles ha ido a trabajar alguna vez estando enfermo, porcentaje muy superior al de países como Reino Unido, con un 57%, Alemania (49%) o Francia (42%).

Es más, España es el país menos concienciado sobre los problemas que acarrea este aspecto en la productividad individual. Los españoles calculan que su rendimiento laboral sólo disminuye un 10% de media cuando acuden a su puesto de trabajo con algún tipo de padecimiento de salud. La estimación y percepción es distinta en Alemania, donde reconocen que su productividad baja un 27% en este tipo de casos; en Francia, ven una caída del 21% de su capacidad y Reino Unido se sitúa en un menos 18%.

El estudio de Cigna demuestra que ofrecer soluciones de salud y bienestar en el lugar de trabajo repercute directamente en la retención y captación de talento. En concreto, el 74% de los españoles las considera como uno de los puntos más importantes a valorar a la hora de elegir empresa.

A este respecto, los millennials son el público más concienciado: un 69% de los jóvenes de entre 25 y 35 años se decantaría por una determinada empresa si le ofreciesen este aspecto.

Dentro de los beneficios demandados, la flexibilidad horaria es lo más reclamado por el 57% de los encuestados. Sin embargo, solo el 31% afirma disfrutarla. Lo mismo ocurre con la opción de trabajar desde casa, una posibilidad deseada por el 53% de los encuestados y facilitada solo al 19%.

Las iniciativas de salud organizadas y costeadas por las empresas también son bastante demandadas y, por otra parte, muy poco presentes en la cultura empresarial española: el 51% las considera un beneficio muy significativo en el entorno laboral y únicamente el 6% reconoce que su empresa las lleve a cabo.