Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

EPOC, una enfermedad en aumento

La EPOC es una enfermedad frecuente en nuestro país. Según la guía elaborada por la Junta de Andalucía “Conozca cómo vivir mejor con la EPOC”, en España las investigaciones demuestran que el 9,1% de la población general entre 40 y 69 años padece esta enfermedad. Es la cuarta causa de muerte por enfermedad a nivel mundial.

Dr. Bartolomé Beltrán | Madrid | Actualizado el 16/07/2018 a las 15:50 horas

Cada 20 minutos, muere una persona por enfermedad pulmonar obstructiva crónica en España. Se trata de la quinta causa de muerte prematura en nuestro país, sólo por detrás del cáncer de pulmón y sería la tercera causa de muerte prematura en el territorio español.

Ahora un estudio sobre la Carga Global de Enfermedad de 2015 o Global Burden of Disease (GBD 2015) publicado en The Lancet Respiratory Medicine, afirma que las muertes por EPOC estimadas en España han ascendido de 18.000 defunciones anuales a 29.000. Además según este mismo estudio, el número de casos de EPOC en España habrían aumentado a 2,9 millones en 2015.

La EPOC es una enfermedad frecuente en nuestro país. Según la guía elaborada por la Junta de Andalucía “Conozca cómo vivir mejor con la EPOC”, en España las investigaciones demuestran que el 9,1% de la población general entre 40 y 69 años padece esta enfermedad. Es la cuarta causa de muerte por enfermedad a nivel mundial.

La EPOC y sus graves consecuencias, como la mortalidad y las citadas defunciones prematuras, podrían evitarse combatiendo su principal causa: el tabaquismo. El tabaco es el factor de riesgo causante de más muertes y discapacidad combinadas. Fumar o respirar humo de tabaco provoca inflamación bronquial crónica, obstrucción progresiva de los bronquios y destrucción del pulmón. Aunque el tabaco es la causa fundamental, no es la única. Respirar humos en determinados trabajos, en la cocina o calentando el hogar con combustibles fósiles, puede favorecer o incluso causar esta enfermedad.

“La mayoría de personas que fuman quiere dejarlo. La difusión de estos datos debe alentar a la población de fumadores a pedir ayuda para conseguir abandonar el hábito de fumar. Debemos ayudar a construir un mundo sin tabaco y sin EPOC”, destaca el Dr. Joan B. Soriano, epidemiólogo y asesor científico de SEPAR (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica).

El manual recoge recomendaciones para convivir con la enfermedad. Lo más beneficioso es abandonar el tabaco absolutamente (cigarrillos, cigarros-puros o pipas). Aunque sólo sea uno, le perjudica, por su EPOC y por las muchas enfermedades que provoca el tabaco (cáncer, infartos de corazón). Además se recomienda evitar que otras personas fumen en casa.

Otro punto importante es la alimentación, ya que favorece el mantenimiento de una mejor calidad de vida. Es recomendable realizar comidas ligeras y poco abundantes, varias veces al día (4 - 6 tomas al día), con alimentos de fácil masticación y beber mucha agua.

Finalmente el ejercicio físico desempeña un papel fundamental. Practicar ejercicio de forma regular, mejorará la sensación de ahogo reduce el aislamiento y estrés y reduce las descompensaciones que pueden ocurrir a lo largo de su enfermedad. La principal causa de las descompensaciones es por una infección respiratoria (virus y/o bacterias). Aunque otros factores que pueden empeorar la enfermedad son; contaminación ambiental o abandono del tratamiento. Por eso llevar hábitos de vida saludable es fundamental para el manejo de la EPOC. Seguro.