EN BUENAS MANOS

Colosteo

Uno de los retos de esta enfermedad es la adherencia al tratamiento. Por este motivo, en la actualidad se están realizando investigaciones para prevenirla o complementar el tratamiento establecido por el médico. Una de ellas tiene como base el calostro, un elemento prometedor contra la pérdida ósea, ya que tiene componentes naturales que están directamente involucrados en el metabolismo óseo.

Dr. Bartolomé Beltrán

Madrid | 29.03.2021 12:14

Colosteo
Colosteo | Redacción

Una de cada tres mujeres y uno de cada cinco hombres de más de 50 años padecen osteoporosis en nuestro país. Se trata de una patología muy prevalente que afecta en España a tres millones de personas. Se caracteriza por la disminución de la densidad de la masa ósea y como consecuencia, los huesos son más frágiles, resisten peor a los golpes y se rompen con mayor facilidad.

Uno de los retos de esta enfermedad es la adherencia al tratamiento. Por este motivo, en la actualidad se están realizando investigaciones para prevenirla o complementar el tratamiento establecido por el médico. Una de ellas tiene como base el calostro, un elemento prometedor contra la pérdida ósea, ya que tiene componentes naturales que están directamente involucrados en el metabolismo óseo.

Tal y como señala Carlos Raposo, investigador del proyecto Colosteo, el calostro tiene factores de crecimiento, calcio, lactoferrina y múltiples componentes. “Estos componentes de una manera sinérgica actúan beneficiando la actividad de los osteoblastos para conseguir que haya una mayor masa ósea”, afirma el experto.

El proyecto Colosteo tiene como objetivo verificar la actividad que tiene el calostro bovino sobre los huesos. “Está auspiciado, impulsado y controlado por la Unión Europea y en él participan universidades e instituciones de España, Grecia y Portugal”, señala Raposo.

En estos momentos la investigación se encuentra en fase avanzada y se va a probar en hospitales de Grecia bajo la supervisión de traumatólogos. Y si los resultados son positivos se abre la puerta a crear fármacos o complementos nutricionales que ayuden a tratar la osteoporosis.

LO MÁS