Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Gobierno de Aragón

Efectivos de emergencias centran su trabajo en la Ribera Baja para paliar los efectos de la crecida del Ebro

El consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Vicente Guillén, ha informado de que los efectivos de emergencias movilizados con motivo de la crecida extraordinaria del río Ebro centran su trabajo en la Ribera Baja. El objetivo es paliar los efectos de la punta de la avenida que se espera que llegue este lunes a esta zona.

Agencias | Madrid | Actualizado el 16/07/2018 a las 19:03 horas

Crecida del Ebro en la Ribera Baja

Crecida del Ebro en la Ribera Baja / EFE

"Todos los efectivos que están trabajando en la parte Alta van a venir ya a toda la Ribera Baja, son unas 300 personas de la Unidad Militar de Emergencias más otros 200 efectivos" de distintas administraciones, ha afirmado Guillén, en declaraciones a los medios de comunicación tras su visita a las localidades de Alfajarín y Pina de Ebro acompañado por el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona.

Ha remarcado que con esta cantidad de efectivos las localidades van a contar con "una disponibilidad importante" para garantizar "con mucha seguridad" que no se produzcan afecciones "a las personas y los inmuebles". Además, ha anunciado que se ha tomado la decisión de trasladar a Pina de Ebro el Puesto de Mando Avanzado (PMA) principal que hasta ahora estaba instalado en Luceni dada la lenta pero progresiva mejora de la situación en la Ribera Alta.

Por su parte, Joaquín Olona ha explicado que el viernes ya se tomaron las primeras medidas para defender el núcleo de población de Pina, "que es la prioridad absoluta", y, después, para minimizar en lo posible los daños a los campos agrícolas.

Ha agradecido en este sentido la generosidad de los agricultores que han sacrificado sus cultivos dejándolos inundarse con la rotura de una mota para aliviar la presión sobre la población, en cuyo alrededor también se han reforzado algunas defensas.

Ha confiado en que se pueda evitar la llegada del agua a las casas igual que se ha conseguido en la Ribera Alta, y ha explicado que esta crecida es diferente de las anteriores al llevar una velocidad más lenta, lo que tiene la ventaja de que da "más margen para reaccionar y tomar medidas" a la vez que la baja velocidad reduce la erosión, aunque tiene el inconveniente de que el nivel estará alto durante más tiempo.

A pesar de la previsión de que el agua no llegará a alcanzar ningún casco urbano en la Ribera Baja, se han adoptado ya algunas medidas preventivas por si se diera tal eventualidad. Los niños de Pina y también de Velilla de Ebro no irán este lunes a la escuela. Además, esta tarde también se ha acordado con el Ayuntamiento de Pina desalojar a personas con movilidad reducida.