CAMBIO CLIMÁTICO

Descubren que la saliva del gusano de la cera puede degradar el plástico

La saliva de estos gusanos es capaz de degradar el plástico y acelerar su descomposición, según aseguran investigadores del CSIC.

Julia Trullá

Madrid | 24.05.2022 16:00

Descubren que la saliva del gusano de la cera puede degradar el plástico
Plástico en las playas | Pixabay

Un equipo de investigadores del CSIC ha descubierto que la saliva de este insecto contiene unas enzimas que inician la degradación del polietileno en poco tiempo y a temperatura ambiente. Esto podría ayudar a combatir la contaminación y plantear aplicaciones en el tratamiento o reciclaje de residuos plásticos.

Según la investigadora del CSIC en el Centro de Investigaciones Biológicas, Federica Bertocchini, estas enzimas son las únicas que se conocen capaces de degradar el plástico polietileno sin pre-tratamiento. Las encimas oxidan el plástico y, de esta manera, permiten superar el cuello de botella de la degradación del plástico y acelerar su descomposición.

Gusanos 'come-plástico'

Hace años se abrió un nuevo campo de investigación: se observó que algunos insectos del género de los lepidópteros y los coleópteros podían degradar polietileno y poliestireno. "En nuestro laboratorio descubrimos el insecto que parece ser el más rápido de todos: las larvas del lepidóptero Galleria mellonella, conocido como gusano de la cera", detalla Bertocchini. "Estas larvas eran capaces de oxidar y descomponer los polímeros del plástico en muy poco tiempo", explica.

Los gusanos pueden usar el plástico como alimento

"En los últimos años se ha intentado averiguar cómo estos insectos consiguen hacer algo así. Muchos estudios se han centrado en los microorganismos que viven en el sistema digestivo de estos gusanos, partiendo de la suposición de que los gusanos pueden usar el plástico como alimento y que la degradación sería resultado de su actividad metabólica y del proceso digestivo", recuerda la investigadora. "Pero esta suposición es muy cuestionable, por lo que nuestra investigación se ha centrado desde el principio en la cavidad bucal de los gusanos", indica.

Además, este equipo de investigadores ha analizado la saliva con microscopía electrónica y ha observado un alto contenido en proteínas. "En la saliva hemos aislado dos enzimas que pueden reproducir la oxidación causada por el conjunto de la saliva", indica la investigadora.