Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

PISAMOS LA CALLE

¿En qué afecta el Brexit a los españoles?

Que el Reino Unido abandone o no la Unión Europea nos afecta en lo empresarial, en lo económico, pero también en lo particular. ¿Qué pasa con los españoles que tenían pensado irse allí a trabajar o estudiar? ¿Qué salidas ven nuestros compatriotas que tienen allí una vida estable? ¿Conviene en este momento buscar trabajo en el Reino Unido?

Diana Rodríguez
  Madrid | 04/09/2019

Todas estas son preguntas necesarias, pero aun sin certezas. La palabra más repetida entre los españoles es “incertidumbre”.

Tendremos que regularizar nuestra situación, pero no conocemos los detalles. No sabemos qué va a pasar con la tarjeta sanitaria europea, con la homologación de los carnets de conducir, el roaming… todo eso está en el aire y no se da una respuesta”. Miriam, que trabaja en el sector financiero, deberá solicitar el Estatus de asentado igual que otros ciudadanos comunitarios.

Según el Ministerio del Interior británico ya lo habrían cursado unos 70.000 españoles que estudian o trabajan en el Reino Unido porque cada vez son más los que se animan por ejemplo a hacer allí una carrera universitaria, 13.000 el año pasado.

Pero ¿cómo les afecta el Brexit?, Carolina Jiménez, del British Council España explica que “el compromiso con o sin acuerdo es que cualquier alumno europeo que empiece un curso universitario antes de diciembre de 2020, tendrá las mismas condiciones de precio y préstamos del gobierno que tienen actualmente”.

Y, aunque el compromiso del Gobierno británico es mantener el precio de las tasas durante toda la carrera, no está claro que vaya a ser así. Alberto está a punto de comenzar Diseño de Moda en Londres con la esperanza de poder acabar: “como estudiante europeo serían algo más de 10.000 euros, pero si tuviera que pagar las tasas internacionales sería el doble”

Y pese a estar casi todo en el aire, el gobierno español llama a la calma. Quien quiera regresar puede sumarse al plan retorno con una inversión de 24 millones. Aunque se calcula que por cada español que regresa, tres hacen el camino inverso.