INVIERNO DEL DESCONTENTO

Los sindicatos anticipan un "otoño caliente": estas son las posibles movilizaciones si no se suben los salarios

Los sindicatos UGT y CCOO han comenzado a calentar un otoño que, advierten, "será conflictivo si los empresarios se niegan a negociar". Las grandes movilizaciones podrían afectar a la cadena de suministros.

ondacero.es

Madrid | 23.08.2022 11:36

Caravana de camiones convocada por el paro de transportistas. / Efe
Caravana de camiones convocada por el paro de transportistas. | Efe

Los trabajadores del mayor puerto de mercancías del Reino Unido han iniciado una huelga de ocho días para reclamar mejoras salariales.

Esta huelga se enmarca en una ola de protestas de trabajadores ferroviarios, del metro, de abogados, que podría trasladarse a nuestro país, tal y como apuntan los sindicatos españoles, que piden negociar los convenios con la patronal, algo a lo que hasta ahora se niegan, y piden al Gobierno una subida del SMI para que los trabajadores no pierdan poder adquisitivo debido a la inflación.

El puerto de Felixstowe, el mayor puerto de mercancías de Reino Unido, vive su mayor protestas desde 1989. A esta movilización se han unido otras en los últimos días, como la del sector ferroviario o el transporte de metro de Londres, que también se ha visto afectado por las huelgas obreras para reivindicar mejoras.

¿Se pueden producir movilizaciones en España?

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ya ha advertido de que en España pueden darse movilizaciones a partir de septiembre y ha mostrado su apoyo a los trabajadores británicos que están protagonizando huelgas y paros. "Son un preludio de lo que va a ocurrir en el conjunto del continente europeo y en España si la patronal no se sienta a negociar los convenios y somos capaces de trasladar a los salarios el incremento del coste de la vida", ha asegurado el secretario general de UGT.

Álvarez ha remarcado que muchos empresarios ya han trasladado el aumento de costes al precio del producto final, y por ello deben entender que "para no perder calidad de vida o para poder subsistir, necesitamos que suban los salarios".

La diferencia entre las movilizaciones que se están produciendo en el Reino Unido y las que se anuncian en España es que en Reino Unido el objetivo es el Ejecutivo que suceda a Boris Johnson. Las múltiples huelgas indefinidas en diferentes sectores hicieron caer hace cuatro décadas, a finales de los años 70

Los sindicatos españoles piden situar el SMI en los 1.100 euros

El sindicato Unite de Reino Unido considera insuficiente una subida del 7% del salario por estar por debajo de la inflación. En el caso de España, los sindicatos reclaman una subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) pero avisan de que "no nos sirven los 1.049 euros" previstos por el Ejecutivo para 2023.

Pepe Álvarez ha subrayado que para la organización sindical se debería subir "en los términos en los que está la inflación", para situarlo en los 1.100 euros. La CEOE se opone a elevar el SMI hasta los 1.100 euros, pero UGT entiende que el Gobierno debe cumplir y plasmar en el salario mínimo lo que "dice cada día": que es un Gobierno de progreso.

"Si no hay cambio de posición por parte de CEOE, habrá movilizaciones en otoño. No vamos a permitir que los salarios pierdan poder adquisitivo. La inflación no es la misma que la del año pasado. Habrá grandes movilizaciones en nuestro país a partir de septiembre si no hay un acuerdo que permita poder adquisitivo", ha subrayado.

¿Qué consecuencias podrían tener las movilizaciones?

Si a partir de septiembre se empiezan a producir grandes movilizaciones en el sector del transporte, como sucede en Reino Unido, las huelgas o paros podrían causar un gran trastorno en toda la cadena de suministros. Además de las huelgas que se puedan producir en el sector del transporte, también se suman las huelgas de varias aerolíneas que durarán incluso hasta final de 2022.

Además, la vuelta al colegio coincide este año con el episodio inflacionista y esto va a propiciar un cambio en las rutinas y costumbres de muchas familias para poder hacer frente así al incremento de los gastos escolares.