Instalan 30 nuevas cajas refugio de murciélagos para el control biológico de insectos

La concejala de Patrimonio Natural, Inmaculada Chazarra, destaca que cada ejemplar puede consumir hasta mil mosquitos al día

Un total de 30 cajas refugio para murciélagos han sido colocados en diversas zonas de municipio con el objeto de facilitar cobijo a diferentes especies de estos mamíferos nocturnos. La iniciativa pretende contribuir al control biológico de insectos, ya que los murciélagos son grandes consumidores de insectos.

Se estima que cada noche un solo ejemplar puede consumir hasta 1.000 insectos del tamaño de un mosquito, explica la concejala de Cultura, Patrimonio Histórico y Natural , Inmaculada Chazarra.

La concejala anunció que se seguirá potenciando este tipo de medidas medioambientales con la ubicación de nuevas cajas para murciélagos y también cajas nido para diversos tipos de aves y hoteles de insectos.

Reseñar que entre las presas habituales de los murciélagos también se encuentran diferentes polillas, muchas de la cuales constituyen plagas para la agricultura durante la fase larvaria. Por tanto, contribuyen a mejorar el rendimiento de los cultivos y a proteger la salud humana, añade la concejala.

Onda Cero Vega Baja

Vega Baja | 07.01.2021 08:54

La concejala de Patrimonio Natural, Inmaculada Chazarra, destaca que cada ejemplar puede consumir hasta mil mosquitos al día
La concejala de Patrimonio Natural, Inmaculada Chazarra, destaca que cada ejemplar puede consumir hasta mil mosquitos al día | onda cero vega baja

Las cajas refugio de madera han sido instaladas en diversos lugares cercanos al cauce del río Segura por parte de la Asociación de Naturalistas del Sureste (Anse).

Durante los próximos meses, expertos en quirópteros de este colectivo realizarán un seguimiento periódico de las cajas para comprobar el éxito de la medida.

Inmaculada Chazarra destaca que se trata de la segunda actuación de este tipo que se realiza en el municipio. En la primera se instalaron 31 cajas nido-refugio de madera en puntos estratégicos de la localidad (museo de la huerta o cabezo del Molino) destinadas a los murciélagos así como para albergar otras especies como lechuza, cernícalo, mochuelo, gorrión, abubilla, torcecuello o insectívoros paridos como carboneros, herrerillos o mitos.

LO MÁS