ÚLTIMAS CUENTAS DE LA LEGISLATURA

El Botànic cierra un acuerdo para los presupuestos autonómicos del 2023

El proyecto se aprobará el próximo lunes 31 en un pleno extraordinario del Consell

Nuria Moreno

Valencia | 28.10.2022 14:21

Los vicepresidentes, Aitana Mas y Héctor Illueca, con el president de la Generalitat, Ximo Puig, tras cerrar el acuerdo.
Los vicepresidentes, Aitana Mas y Héctor Illueca, con el president de la Generalitat, Ximo Puig, tras cerrar el acuerdo. | GVA

Los tres partidos que conforman el Gobierno valenciano (PSPV-Compromís-Unides Podem) han cerrado este viernes un acuerdo político para la aprobación de los presupuestos de la Generalitat de 2023, los octavos del Botànic y los últimos de la legislatura antes de las elecciones autonómicas que están previstas, en principio, para el mes de mayo.

El proyecto de presupuestos se aprobará el próximo lunes 31 de octubre, último día de plazo, en un pleno extraordinario del Consell. Después, el conseller de Hacienda, Arcadi España, lo entregará a Les Corts, como es habitual, para dar inicio a la tramitación parlamentaria que se prolongará hasta poco antes de Navidad.

La vicepresidenta y portavoz del Consell, Aitana Mas, ha avanzado que las cuentas serán expansivas, aunque ha descartado concretar en cuánto por "respeto" al conseller de Hacienda, Arcadi España, que los presentará el lunes.

En ese sentido, Mas ha destacado que la aprobación de "los primeros presupuestos del tercer Botànic" supone que el Gobierno valenciano haya aprobado "ocho presupuestos en tiempo y forma". "Ha costado como todos los años -- ha reconocido--, pero ha supuesto una cohesión mayor dentro del Consell", ha destacado.

Mas ha descartado -- a preguntas de los medios de comunicación -- que la destitución de Mireia Mollà al frente de la Conselleria de Agricultura haya influido en la negociación de los Presupuestos: "Este Consell no funciona en base a los personalismos, somos un equipo". "El Consell está más cohesionado que nunca", ha recalcado, al tiempo que ha señalado que ponerse de acuerdo era "complicado el lunes, el martes y el miércoles".