Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Apunta recursos para la atención a víctimas en situación o riesgo de sufrir explotación sexual

El alcalde de Elche anuncia la redacción de una ordenanza municipal contra la prostitución

Durante su intervención en la inauguración del I Congreso Internacional sobre Violencia de Género de la UMH señala que profundizará en la protección de las víctimas de las redes de explotación sexual, penalizará la demanda y la publicidad sexista

David Alberola | Elche
| 17/10/2018
Inauguración del I Congreso Internacional sobre Violencia de Género de la UMH de Elche

Inauguración del I Congreso Internacional sobre Violencia de Género de la UMH de Elche / Ayuntamiento de Elche

El alcalde de Elche, Carlos González (PSOE), ha anunciado el inicio “inminente” de la redacción de una ordenanza municipal contra la prostitución que profundice en la protección de las víctimas de las redes de explotación sexual y que “penalice” la demanda.

En el transcurso de la inauguración del I Congreso Internacional sobre Violencia de Género organizado por la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, González ha avanzado que la ordenanza que se quiere “debe actuar con determinación y poner los medios necesarios” para erradicar la explotación sexual en la ciudad, así como que contemplará medidas coercitivas contra el proxeneta: “La explotación sexual de mujeres y niñas es una auténtica manifestación de la más infame esclavitud en pleno siglo XXI y una de las violaciones más graves de los derechos humanos”, ha afirmado Carlos González que ha añadido que “ante esa lacra, una sociedad que se pretende digna y que aspira a ser igualitaria, debe garantizar la protección y asistencia a las víctimas de prostitución y trata de personas con fines de explotación sexual”.

Tras resaltar la importancia del Pacto Valenciano contra la Violencia de Género impulsado recientemente por la Generalitat Valenciana y recordar que Elche se ha adherido al mismo, González ha apuntado que la ordenanza municipal sobre la que el ayuntamiento tiene la intención de trabajar preverá “medidas coercitivas sobre el consumidor y el proxeneta, así como contra la publicidad sexista”.

Además, el alcalde de Elche ha recalcado que esa ordenanza “debe ir acompañada de medidas y de recursos para la atención integral a víctimas en situación o riesgo de trata, prostitución y otras formas de explotación sexual”.

El congreso

El I Congreso Internacional sobre Violencia de Género ha arrancado en la tarde de este miércoles en el Aula Magna del edificio Altabix del campus de Elche de la UMH.

Hasta el viernes se van a abordar aspectos que van desde el tratamiento informativo de los casos de trata de mujeres a la cultura del consumo de prostitución, pasando por la legislación, el papel de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la reinserción de las víctimas.

Entre otros ponentes, van a intervenir la directora de la Coalición Regional contra el tráfico de mujeres y niñas en América Latina y el Caribe, Teresa Ulloa; la profesora de Sociología del Género de la Universidad de La Coruña, Rosa Cobo; o el profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Córdoba, Octavio Salazar.

Asimismo, se cuenta con la participación de la cineasta Mabel Lozano y de la profesora del Departamento de Trabajo Social y Servicios Sociales de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla Nuria Cordero.

El evento ha surgido con la vocación de convertirse en un foro de análisis y reflexión acerca de la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual desde diferentes enfoques.

Está organizado por el Grupo de Investigación Economía, Cultura y Género de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, la Unidad de Igualdad y el Centro de Investigación de Estudios de Género de la institución académica y los ayuntamientos de Elche y Orihuela.