Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Cuidarse por dentro y por fuera

La moda del Colágeno

Hoy al 30ytantos le echamos ese colágeno de moda. La verdad es que siempre ha estado presente en cremas o inyectado para dar volumen, así empezaron los rellenos. Pero últimamente es locura la que hay por el colágeno en otra de sus formas, bebido.

Pepa Gea | Madrid | Actualizado el 19/07/2018 a las 15:35 horas

Rostro de mujer, belleza

Rostro de mujer, belleza / Rostro de mujer, belleza

Si hay algo que nos está enseñando la nutricosmética, es que hay que cuidarse por fuera y por dentro. Colágeno bebible hay de muchas marcas, y se puede comprar en herbolarios, farmacias o centros de belleza. Si lo que buscas es fortalecer las articulaciones o por ejemplo, el cabello, bien. Pero si lo que buscas es mejorar el aspecto de tu piel… en mi opinión, no es suficiente. De poco sirve la acción interior si no le acompaña un cuidado exterior.

Tratamientos integrales, que ataquen por los dos frentes, hay muy pocos. Y que además utilicen un colágeno altamente purificado, no alergénico, menos aún. El mas completo que he encontrado es el del laboratorio español Mesoestétic. Se llama Collagen 360º y consta de dos partes. Una primera en cabina, con un tratamiento intensivo de colágeno y electro estimulación y otro en casa, con cremas, mascarillas y dosis bebibles de esa proteína que uno no se entera que la tiene, hasta que la va perdiendo.

El colágeno es una de las proteínas más abundantes de nuestro cuerpo. El 25% de las proteínas del organismo es colágeno. Y en la piel llega a ser el 75%. Su estructura fibrosa, que se va entrelazando sobre si misma en una en forma de hélice, es lo que aporta las características de firmeza y resistencia de la piel. A partir de los 30 años esa estructura empieza a desequilibrarse por la acción de los radicales libres haciendo que aparezcan, mas tarde, las primeras arrugas. Para restructurar ese equilibrio tienes muchísimas cremas que contienen colágeno pero, aunque mejoran el aspecto, no llegan a las capas profundas de la piel. Algo que si se consigue cuando se ingiere. Ya sea en pastilla o bebido. Yo particularmente prefiero, bebido. La cultura de la pastilla hace que algunos tengamos reticencias, porque la asociamos a la enfermedad. Y éste sabe muy bien, es marino. Y como solo son 6 días al mes, durante 3 meses, no es un hábito que se te haga cuesta arriba.

El colágeno que se utiliza en nutricosmética puede ser de varios tipos. Y hay tantos tipos como calidades. La recomendación es que siempre busques uno de calidad, no alergénico, altamente purificado, con principios activos contrastados y de laboratorios serios y con importantes ensayos clínicos que avalen tanto la eficacia como la seguridad del producto.Porque cuando es bueno, se nota. Claramente tienes mejor cara y menos arrugas. Y todo puntúa. Si acompañas el colágeno bebido, con la crema de día/noche, la mascarilla semanal y el tratamiento de cabina, el resultado es espectacular.

Súbete al carro de la nutricosmética así de paso ayudarás a fortalecer las articulaciones, ligamentos… pelo, uñas… a prevenir enfermedades cardiovasculares. También dicen que el colágeno tiene efecto saciarte, que ayuda a controlar el hambre, que refuerza el sistema inmunológico… Una mina, ya ves. Mina que puede convertirse en una bomba para tu organismo si el colágeno es de mala calidad. No escatimes cuando se trata de tu salud.


Mil besos