Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Cientos de personas se concentran en la Plaza Mayor para decir "basta ya" de desigualdades. El PP lamenta que el sectarismo del PSOE y Ganemos impida aprobar por unanimidad el manifiesto del 8M

8M, un "tsunami" para arrasar con las desigualdades que sufren las mujeres

Hoy es 8 de marzo, Dia Internacional de la Mujer. En esta jornada, ellas son las protagonistas. Varios centenares de personas, 1.000 según la Policía Local, se han concentrado este mediodía en la Plaza Mayor de Ciudad, en uno de los tres paros parciales que han convocado UGT y Comisiones Obreras.

José Luis Juárez |  Ciudad Real |  Actualizado el 27/07/2018 a las 15:27 horas

Ambos sindicatos han leído un manifiesto en el que han reivindicado medidas para lograr la igualdad real de las mujeres, mejoras laborales, menos precariedad en los trabajos, luchar con la violencia de género y han pedido al gobierno y a las empresas más políticas y planes de igualdad.

En este acto, en el que han estado la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, el presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, y la delegada de la Junta de Comunidades, Carmen Olmedo, también han sido protagonistas las mujeres de los medios de comunicación.

Las periodistas han leído un manifiesto, firmado por 7.500 profesionales de los medios, en el que reivindican mejoras laborales y más presencia femenina en los puestos directivos, y han denunciado el acoso sexual y laboral que sufren muchas de ellas.

PARTIDO POPULAR

El Grupo Popular ha lamentado que por primera vez el manifiesto institucional del Ayuntamiento de Ciudad Real no se haya aprobado por unanimidad en el Consejo Local de la Mujer.

La viceportavoz del PP, Aurora Galisteo, afirma que el sectarismo de la alcaldesa, Pilar Zamora, y de Ganemos les llevaron a aprobar un manifiesto en el que se reivindica un apoyo exporeso a la huelga feminista. Según Galisteo, esto motivó que dos organizaciones de mujeres, un sindicatos y el PP se abstuvieran o votaran en contra del mismo al considerar que la huelga tenía un gran sesgo político.