DEPORTES / REAL OVIEDO

Un empate en el adiós a Arnau

El Oviedo iguala con el Mirandés en el partido que nunca se debió jugar

Nadie hubiese querido jugar este partido en las condiciones en que se dio. El fallecimiento de Francesc Arnau envolvió el ambiente del fútbol nacional desde la noche del viernes y más aún al Oviedo. Al final, los azules tuvieron que disputar un choque intrascendente frente al Mirandés que terminó con 1-1 y que dejó claro que este tipo de partidos están de más casi siempre en los finales de Liga, y mucho más en esta situación.

Tejera adelantó al Oviedo a los tres minutos con un buen disparo desde la frontal del área y pudo dedicarle el gol a Arnau. Los azules hicieron una piña y sacaron unos guantes de portero para recordar a su director deportivo. Parecía que iban a poder brindarle un triunfo.

El Mirandés no estaba dispuesto a ser un convidado de piedra y comenzó a crear ocasiones. Víctor Gómez y pablo Martínez, éste último con disparo al poste, dispusieron de ocasiones para empatar. Los méritos de los burgaleses tuvieron que esperar al segundo tiempo para verse materializados cuando Djouahra batió a Femenías. Pudo hacer más daño el Mirandés pero le faltó puntería.

El pitido final sonó a alivio para todos, en una temporada para olvidar y que quedará marcada para siempre por la desaparición de Francesc Arnau.

Chisco García

Oviedo | 24.05.2021 20:34

Un empate en el adiós a Arnau
Un empate en el adiós a Arnau | Real Oviedo

Nadie hubiese querido jugar este partido en las condiciones en que se dio. El fallecimiento de Francesc Arnau envolvió el ambiente del fútbol nacional desde la noche del viernes y más aún al Oviedo. Al final, los azules tuvieron que disputar un choque intrascendente frente al Mirandés que terminó con 1-1 y que dejó claro que este tipo de partidos están de más casi siempre en los finales de Liga, y mucho más en esta situación.

Tejera adelantó al Oviedo a los tres minutos con un buen disparo desde la frontal del área y pudo dedicarle el gol a Arnau. Los azules hicieron una piña y sacaron unos guantes de portero para recordar a su director deportivo. Parecía que iban a poder brindarle un triunfo.

El Mirandés no estaba dispuesto a ser un convidado de piedra y comenzó a crear ocasiones. Víctor Gómez y pablo Martínez, éste último con disparo al poste, dispusieron de ocasiones para empatar. Los méritos de los burgaleses tuvieron que esperar al segundo tiempo para verse materializados cuando Djouahra batió a Femenías. Pudo hacer más daño el Mirandés pero le faltó puntería.

El pitido final sonó a alivio para todos, en una temporada para olvidar y que quedará marcada para siempre por la desaparición de Francesc Arnau.

Temas