POLICÍA NACIONAL

Detenido en Gijón un cabecilla de un capítulo de los “Trinitarios”

Agentes de la Policía Nacional detuvieron la semana pasada a dos personas. Los datos han sido difundidos hoy. Una en Madrid y otra en Gijón. Por su presunta participación en delitos de pertenencia a organización criminal.

Ana Fierro

Gijón | 20.07.2022 13:08

Agente de la Policía Nacional
Agente de la Policía Nacional | Europa Press

Los arrestados lideraban un capítulo de la banda de los ‘Trinitarios’ que se encontraba asentado en Gijón. Que presuntamente habrían cometido numerosas acciones delictivas, como agresiones y robos con violencia.

La investigación comenzó a finales del año pasado, tras tener conocimiento de una serie de amenazas y agresiones sufridas por menores de edad en Gijón, por parte de un grupo de jóvenes cuyo origen podría estar en un ritual de iniciación en bandas juveniles violentas.

Desde ese momento se puso en marcha un dispositivo policial específico orientado a la identificación de los miembros de este grupo violento y a reunir indicios sobre sus señas de identidad.

La investigación pudo determinar la existencia de un grupo violento organizado de carácter juvenil, conocido como los “Trinitarios”. Se averiguó que se trataba de un grupo organizado y jerarquizado, que se organiza en capítulos que operan como células independientes con capacidad de decisión propia.

Tras las pesquisas de los investigadores, los agentes efectuaron las primeras detenciones de sus miembros en junio en la ciudad. Fueron 11 los detenidos.

Se les considera responsables de la comisión de numerosos delitos contra las personas, como agresiones y robos con violencia e intimidación. Los arrestados son residentes en Gijón y Madrid, y durante los registros efectuados en sus domicilios, se intervinieron efectos que indicaban claramente su pertenecía a este grupo organizado, como pañuelos y ropas identificativas de la banda, documentos con el “Juramento Trinitario” y armas blancas.

La Policía Nacional desmantela una organización dedicada al tráfico de seres humanos mediante el sistema de taxi-boat play