RECLAMA UNA INDEMNIZACIÓN

Diez años con la barriga de una embarazada de nueve meses

Durante el parto de su segunda hija, Susana sufrió una distensión abdominal por la que no pudo recuperar el aspecto normal y tuvo que acostumbrarse a vivir con la misma barriga que cuando estaba embarazada de nueve meses. Para solucionar el problema debía someterse a una operación quirúrgica para la que todavía no la han llamado, aunque fue incluida en lista quirúrgica en el 2013.

José Antonio Alaya

Zaragoza | 01.06.2021 15:03 (Publicado 01.06.2021 15:02)

Le ceden el asiento en el autobús, le dejan pasar por las filas preferentes en el supermercado y le preguntan si lleva niño o niña. Detrás de esas anécdotas, Susana asegura que el enorme abultamiento provocado por la distensión abdominal que sufrió durante el parto ha convertido su vida en una pesadilla.

En su día a día, su problema afecta a gestos tan sencillos como levantarse, ponerse unos calcetines, ducharse o mantener relaciones sexuales. Cuenta que su pareja la abandonó por su aspecto físico, perdió su negocio de hostelería, nadie le da trabajo y tuvo que vender el coche y el piso para subsistir.

Tras diez años, la dolencia que origina el abultamiento ha empeorado hasta el punto de que es posible que la operación que requiere ya no se pueda hacer. El abogado de la Asociación Defensor del Paciente, Ricardo Agoiz, ha solicitado una indemnización de 116.957 euros al Salud, 31, 61 por cada día que lleva en esta situación.

Temas