PATRIMONIO

Camas homenajea al tesoro del Carambolo con un "museo" al aire libre

La barriada de El Carambolo, ubicada en el cerro de Camas, del que toma su nombre, famoso a su vez como lugar del descubrimiento del célebre tesoro del Carambolo y de los vestigios del antiguo santuario fenicio en el que se encuadraría el fabuloso ajuar áureo, hará gala en breve del papel de este enclave en la protohistoria de Andalucía gracias a la reurbanización de la calle Almería, una arteria del barrio reformada como "museo" al aire libre con espectaculares reproducciones a gran escala de las piezas del fastuoso tesoro.

Miguel Muñoz

Sevilla | 18.02.2021 13:03

Imagen de la calle Almería, en Camas, tras su reurbanización
Imagen de la calle Almería, en Camas, tras su reurbanización | Europa Press

Todo parte del proyecto de mejora de la calle Almería del barrio de El Carambolo, cuyas viviendas se alzan muy cerca del promontorio del citado cerro donde el 30 de septiembre de 1958 aconteció uno de los mayores descubrimientos arqueológicos del pasado remoto de la actual Andalucía, en el marco de las obras de ampliación de las instalaciones con las que allí contaba la Real Sociedad de Tiro de Pichón.

A cuenta de tales obras, y de manera fortuita, fue descubierto un fastuoso tesoro de 21 piezas de oro de 24 quilates minuciosamente labradas al estilo oriental entre los siglos VIII y VII de la era previa a la actual, el famoso tesoro de El Carambolo.

Las posteriores excavaciones arqueológicas acometidas en la corona del cerro por dicho hallazgo supusieron además el descubrimiento de todo un yacimiento con vestigios cuya cronología arranca en la Edad del Cobre, abarcando el periodo tardío de la Edad del Bronce y la Protohistoria e incluyendo restos de un antiguo santuario actualmente interpretado como un centro ceremonial fenicio.

En ese sentido, el decreto de la Junta de Andalucía que declara como bien de interés cultural con la categoría de zona arqueológica la cima del cerro del Carambolo, con el famoso tesoro vinculado a dicha figura de protección, determina que el yacimiento, junto con el ajuar áureo y otros exvotos y vestigios también descubiertos allí constituyen "un hito y una referencia en el conocimiento de los períodos históricos del Bronce Final y de la Edad del Hierro en el suroeste de la Península Ibérica".

ASIGNATURAS PENDIENTES

Empero, los vestigios descubiertos en la corona del cerro llevan años y años cubiertos por un sellado de hormigón construido para protegerlos tras las últimas excavaciones, pues aunque allá por el año 2000 la promotora inmobiliaria Gabriel Rojas adquirió los terrenos para construir un hotel integrando los restos históricos, las restricciones impuestas al proyecto en materia de patrimonio histórico llevaron a la empresa a desistir del mismo.

En paralelo, la titularidad del tesoro es ostentada por el Ayuntamiento de Sevilla capital, si bien el ajuar está adscrito a la colección del Museo Arqueológico Provincial, de propiedad estatal pero gestionado por la Junta de Andalucía, toda vez que la exhibición de las piezas originales del tesoro lleva años y años pendiente de la reforma y modernización del citado museo.

Como consecuencia de toda esta situación, el Ayuntamiento de Camas ha reclamado en diversas ocasiones "justicia" para la localidad como cuna del tesoro de El Carambolo y del yacimiento arqueológico al que está unido dicho ajuar, al tratarse tales activos de toda una "seña de identidad local".

Por eso, la localidad de Camas viene solicitando a la Junta de Andalucía que los terrenos del yacimiento arqueológico sean incorporados al patrimonio público para su puesta en valor y al Ayuntamiento hispalense que tenga en cuenta a la localidad de cara a los "propósitos expositivos o divulgativos" del tesoro.

Y a la espera de la resolución de tales reivindicaciones, el Ayuntamiento de Camas, gobernado por Rafael Recio, ha aprovechado la necesaria reurbanización de la calle Almería de la barriada de El Carambolo, enclavada junto a los terrenos del mencionado yacimiento arqueológico, para visibilizar el papel del tesoro y los vestigios del antiguo santuario fenicio como seña de identidad de Camas y en especial del vecindario del mencionado cerro.

UN "MUSEO" EN PLENA CALLE

Como han explicado el arquitecto municipal de Camas y redactor de dicho proyecto, Miguel Castro, y la también arquitecta técnica Marta Prieto, la reurbanización de dicha calle ha sido planteada para promover la creación de todo "un museo como tal", pero al aire libre.

Y es que en el paseo peatonal de dicha vía, de 131 metros de longitud y 9,4 metros de anchura, han sido instalados 14 pedestales sobre los que se alzan grandes reproducciones en bronce artístico y a escala 10:1 de las 21 piezas del tesoro, así como de la estatuilla de bronce atribuida a la diosa fenicia Astarté descubierta también en el entorno de El Carambolo.

Estas reproducciones a gran escala, según han detallado Miguel Castro y Marta Prieto, son fruto de la "digitalización" de una de las réplicas del tesoro labradas por el prestigioso orfebre Fernando Marmolejo entre 1964 y 1980, contando para ello con la cooperación de la familia del mismo; y de la labor del fundidor Daniel Fernández Dennis, el artista encargado de la elaboración de las piezas.

Los citados 14 pedestales de acero corten que sostienen las espectaculares piezas están además acompañados de otros elementos diseñados para la divulgación de diferentes aspectos relativos al tesoro y al antiguo santuario fenicio en el que se encuadraría el mismo.

Se trata de cuatro monolitos o tótem informativos, dos bloques de granito y dos paneles explicativos instalados en las jardineras del paseo peatonal, que trasladan detalles extraídos de la declaración oficial del yacimiento arqueológico de El Carambolo y del fastuoso tesoro ligado al mismo como bienes de interés cultural (BIC), con planteamientos asequibles "para todos los públicos".

TODO LUJO DE DETALLES

Y no sólo eso, pues según han explicado los arquitectos, las evocaciones a los activos patrimoniales del cerro de El Carambolo llegan hasta el punto de que la base de los pedestales está contorneada con pavimento de canto rodado cromado en rojo y los mismos estarán rematados con conchas, merced a las superficies del antiguo santuario fenicio cuyos restos descansan a apenas unos cientos de metros de distancia.

Incluso el adoquinado del paseo peatonal está diseñado para rememorar las "características de la cerámica" hallada en el yacimiento arqueológico, con lo que todo el paseo peatonal constituye, en suma, "un homenaje" al tesoro de El Carambolo y a los vestigios del santuario fenicio ligado al mismo, según los arquitectos, que para todo ello han realizado diversas consultas con especialistas como la arqueóloga Araceli Rodríguez o el exdirector del Museo Arqueológico de Sevilla Fernando Fernández.

El proyecto, que incluye la incorporación de 42 nuevos árboles al mencionado paseo peatonal y aún pendiente de rematar, espera tan sólo la instalación de su pieza "más impactante", la reproducción a gran escala del collar del tesoro, cuya altura rondará los 3,75 metros incluyendo el pedestal, coronando este gran "museo" en plena calle.

LO MÁS