Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Un Málaga acomodado suma un punto que sabe a poco

0 - 0: LEY DEL MÍNIMO ESFUERZO

Después del empate cosechado en el Benito Villamarín nos queda la pregunta de saber si se sumó un punto o se dejaron dos por el camino. El Málaga volvió a mostrar su imagen de equipo acomodado a domicilio confiado en sumar de tres en tres en La Rosaleda.

ondacero.es | Málaga
| 05/11/2011

La mayor calidad de los jugadores del Málaga es sabida pero, partido a partido, estos se empecinan en dejarse puntos en la cuneta que al final de la temporada pueden ser recordados. Decir que el objetivo del equipo es clasificarse para competiciones europeas está al nivel de su potencial, otra cosa es plasmarlo en el campo.

Manuel Pellegrini transmite desde el banquillo a sus jugadores dejar pasar los minutos para en un fogonazo sentenciar la contienda. Es una apuesta de riesgo que no siempre da sus frutos. Lo del Benito Villamarín es un calco a los partidos anteriores a domicilio que se han saldado con todo tipo de resultados pero con un denominador común: una pobre impresión y la ley del mínimo esfuerzo.

Durante la primera mitad el potencial del Málaga en ataque brilló por su ausencia. El Betis, marcado por la crisis de resultados fruto de seis derrotas seguidas, puso a prueba a Caballero en un par de ocasiones como en las que con lanzamientos lejanos de Jorge Molina o Rubén el balón se marchó cerca del marco del argentino.

En la reanudación tras un comienzo trepidante de los verdiblancos, el Málaga vivió su mejor momento con tres ocasiones donde por fin se vio al portero contrario en activo. A la hora de partido Casto evitó en tres acciones el gol malaguista en las botas de Rondón, Cazorla y Joaquín. Se acabó, no hubo más y a partir de ahí se plasmó lo que después expresó Pellegrini: "Cuando no se puede ganar, lo importante es sumar aunque sea un punto"