Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

JORNADA 35 | VALENCIA 3-0 EIBAR

El Valencia se afianza en puestos Champions

Otamendi, Parejo y Alcácer marcaron los goles con los que el Valencia impuso su superioridad en Mestalla ante el Eibar. El equipo 'che' se consolida en la cuarta plaza y se encuentra a cuatro puntos del Atlético de Madrid.

Antena3.com | Madrid | 03/05/2015

Andrés Parejo celebra su gol

Andrés Parejo celebra su gol / Efe

El Valencia no falló y se aferró a su fortaleza en Mestalla para derrotar con solvencia por 3-0 a un inofensivo Eibar y así mantener su pulso por conseguir una de las plazas que permite jugar la próxima edición de la Liga de Campeones. A pesar de la necesidad de sumar los tres puntos en juego para aprovechar los pinchazos del Atlético y el Sevilla, el Valencia saltó al terreno de juego con mucho aplomo y paciencia.

Los hombres de Nuno se hicieron con el balón desde el primer minuto, aunque el Eibar consiguió en los primeros minutos que los defensas locales no encontraran la conexión con los hombres más creativos y el juego valencianista se viera obligado a volcarse mucho a los costados. El Valencia buscó con disparos desde la media distancia sus primeras ocasiones con cierto peligro. La mayor participación de Parejo y Andre Gomes permitió a Alcácer disponer de dos claras oportunidades, pero en la primera su disparo salió muy cruzado y en la segunda, el último defensor eibarrés le leyó bien el regate.

El conjunto vasco no renunció al ataque pero en tan solo una ocasión fue capaz de poner en apuros a la férrea zaga valencianista, tras un centro desde la derecha que cabeceó picado Piovaccari, en la que sería la única amenaza seria de los visitantes en el primer tiempo. El partido era muy cómodo para el Valencia pero le faltaba el gol que llegó en el ecuador del primer acto tras un gran centro de Gayá que Otamendi cabeceó a gol aprovechando el desajuste defensivo de los de Garitano, que habían dejado despoblado el segundo palo, lo que permitió al central argentino rematar a placer.

El gol no varió el guión. El Eibar no cambió su actitud y el Valencia buscó el segundo, con pausa y sin arriesgar. El argentino De Paul, muy activo en el primer tiempo, pudo ampliar la renta, pero su gran disparo encontró una magnífica respuesta de Irureta, por lo que el partido llegó al descanso con el marcador de 1-0.

En la reanudación, el Valencia impuso un ritmo cansino para evitar sobresaltos, pero su parroquia le recriminó su excesiva parsimonia y el sopor de los primeros minutos. Mestalla despertó con un derechazo de Rodrigo de Paul que se estrelló en el larguero y apenas un minuto después fue Parejo el que probó fortuna desde la media luna del área. Su disparo cobró altura tras dar en un defensa para volverse imparable para el portero del Eibar, lo que hizo subir el 2-0 al marcador.

A tenor de lo visto sobre el terreno de juego el partido había quedado visto para sentencia con este marcador. El Eibar se veía impotente ante un rival muy superior que buscaba más. Parejo estrelló el balón en el poste tras el lanzamiento de un libre directo, pero el rechace le llegó a Alcácer que marcó a placer el tercero y finiquitó definitivamente el encuentro. Finalmente llegó el gol de Arruabarrena para recortar distancias, un tanto que no tuvo más incidencia que la de acabar con la racha de 679 minutos de Alves como imbatido en Mestalla.