Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

La brújula del deporte

El Clásico del 26 de octubre es historia: No se jugará y apunta a diciembre

El Clásico, entre FC Barcelona y Real Madrid, no se disputará el próximo 26 de octubre. Este partido pasa a la historia y todo apunta a que se jugará en diciembre. Son varias las fechas que se barajan para disputarlo antes de que acabe la primera vuelta.

ondacero.es
  Madrid | 17/10/2019

En La brújula del deporte contamos los detalles de un asunto que está dando de qué hablar en el mundo del fútbol. Las protestas por la sentencia del procès han provocado que se aplace este encuentro.

El partido no se disputará el próximo 26 de octubre porque llevarlo al Santiago Bernabéu se saltaría el reglamento de la competición. El cambio de sede fue una posibilidad que puso Tebas sobre la mesa por las presiones de Jaume Roures para no perder los derechos televisivos a nivel internacional.

El Comité de competición, presidido por Carmen Pérez (RFEF) y completado por Pablo Mayor (LaLiga) y Lucas Osorio (mixto) está reunido para decidir en qué fecha se jugará el encuentro y ha pedido argumentación a los dos equipos para tomar una decisión.

De este modo, y como venimos contando en La brújula del deporte, las fechas más probables para recuperar este partido serían el 4 o el 18 de diciembre.

Sobre estas fechas se ha pronunciado el FC Barcelona y prefiere no disputar el partido el día 4 de diciembre. El motivo es que antes disputará un partido de Champions League, ante el Borussia Dortmund, el 27 de noviembre y otro de LaLiga el 1 de diciembre ante el Atlético de Madrid.

Por último, la fecha del 18 de diciembre supondría que el Clásico coincida con la primera jornada de Copa del Rey, que este año estrena formato a partido único. Tebas argumenta que eso supondría un trastorno para la competición.