Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

BLOG DE EL SEXTO HOMBRE

Sin margen de error

Segundo pinchazo. En los mismos parámetros del anterior. Hubo posibilidades de romper el partido, dos veces, y la esperada dureza de Grecia sacó del partido al combinado español.

David Camps | Madrid | 13/09/2013

Blog de David Camps

Blog de David Camps / ondacero.es

Lo consiguieron, por una parte, golpeando a Ricky y Llull (defensores incansables de Spanoulis) facilitando así la labor del mejor jugador heleno sin ambos en cancha y, por otra, con una paciencia y confianza en sus posibilidades digna de mención. España sigue dependiendo de sí misma para cumplir el primer objetivo, estar en cuartos de final, pero ya no tiene margen de error.

Reducir el análisis del encuentro de ayer a la permanencia en cancha de Marc Gasol tras cometer la segunda falta personal o a la labor arbitral sería simplista. El segundo aspecto quizás más relevante que el primero, pero nunca justificable. O quizás sí. Pero para que la selección progrese no piensan en cuestiones que se escapan a su control. Una cuestión, arbitraje y suspicacias en torno al mismo al margen, parece evidente: ante Eslovenia y frente a Grecia no hubo fuelle suficiente en el tramo final del partido.


Marc Gasol y Rudy Fernández llegaron asfixiados al tramo final después de llevar muchos minutos en pista, con lo que ello conlleva ante un equipo de la exigencia física de Grecia. Es fundamental saber encontrar el momento en el que darles descanso, sin que ello afecte al juego del equipo y permitiendo que lleguen a los minutos decisivos con suficiente batería (se aproximan, pero no son como el “conejito” del anuncio). A ello incidir en un hecho que será necesario: Calderón debe ser el tercer hombre que sume puntos a los anotados por Marc y Rudy y ante Grecia no tuvo su día. No hay que alarmarse por ello, aún queda campeonato y seguimos inmersos de lleno en él.

Los escollos son Finlandia e Italia. El análisis de la escuadra transalpina lo dejo para el domingo. De Finlandia sólo decir una cuestión: no debería ofrecer resistencia si España sale en tromba desde el principio. Eso sí, si se le da vida te pueden dar algo más que un susto. Y ya no estamos para sustos. Koponen es el jugador de mayor calidad, un hombre con tanta clase como facilidad para tararear aquella canción de Mecano: maquilla sus números que es un primor. También hay que valer para ello.

El mensaje sigue siendo de optimismo. Con sinceridad te digo que si nos hubieran dicho al principio del campeonato que nuestras opciones de pasar a cuartos de final residen en dos partidos contra Finlandia e Italia, habría firmado más de uno a ojos cerrados.  En la selección no dudes que así lo piensan.


También creo que existe la tendencia de comparar a este grupo con aquel que nos llevó al Olimpo y no caemos en la cuenta que cuatro figuras mundiales no están y que los triunfos llegarán con más sufrimiento. Ellos han de estar preparados. El aficionado también. Las dos derrotas sufridas ante rivales de entidad no hace otra cosa que recordar que estamos dentro de un grupo amplio, muy amplio, de candidatos al título. Tenemos selección para aspirar a lo máximo y estoy convencido que lo pueden lograr. Ellos también. Son equipo. Y así se comportarán.

El Eurobasket en imágenes

No todo en el Eurobasket es hablar de baloncesto. Permíteme que te presente a Ljubljana, ciudad extraordinariamente hermosa.

Tiene alma, estilo, encanto. Es sosegada, te recibe tranquila y te atrapa en su tela de araña para no dejarte escapar. Calles empedradas repletas de terrazas a orillas del río Ljubljanica. De noche.

 

El símbolo de la ciudad es el dragón.

 

Eslovenia es un país que ama el baloncesto.

He aquí a unos jóvenes veteranos entrenando junto al pabellón en el que se ejercitaba España. La ilusión, como ocurre con nosotros, no hay quién se la quite.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y una última aproximación, en imágenes al día a día de la selección en Eslovenia.
Un mensaje que los jugadores ven cada día que van a entrenar. Una idea que tienen interiorizada desde hace años pero que nunca está de más recordar.


No se quién habrá sido el responsable, esloveno él o ella, de escribirla y colgarla en un tablón de Jezica Hall, lugar de entrenamiento de España. Por si hiciera falta que te lo recuerde, son ganadores.