Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Por fin no es lunes

Cristo Padilla, 'Plastiman': "Íbamos a ser mejores personas después del confinamiento y ya veo que no"

En 'Por fin no es lunes' hablamos con Cristo Padilla, más conocido como Plastiman, un ciudadano canario que intenta crear conciencia publicando en redes sociales sus labores de retirada de residuos de los espacios públicos en las Islas Canarias.

ondacero.es
   | 13/09/2020

Como respuesta a la alarmante tasa de pérdida de biodiversidad y los efectos del calentamiento global, son muchos los ciudadanos que se han movilizado y han comenzado a retirar residuos de espacios públicos como playas o plazas. Cristo Padilla, apodado 'Plastiman', es una de estas personas que, a través de sus acciones, intenta revertir la situación, concienciar y contribuir a la reducción de la contaminación.

Plastiman comenzó a tomarse más en serio la recogida de basuras después del confinamiento, cuando comenzó a ver las playas y calles repletas de mascarillas y guantes. En ese momento, Plastiman pensó: "Se nos está yendo de las manos. No sé qué va a ser lo próximo".

"Íbamos a ser mejores personas después del confinamiento y ya veo que no", lamenta, y asegura que en cualquier zona de las islas puedes encontrar mascarillas y guantes tirados por el suelo, a lo que añade: "Estamos luchando contra un virus y estamos tirando el virus a la calle".

Alerta que, durante sus tareas de limpieza, ha recogido "por lo menos unas 500 mascarillas" y ha llegado a encontrarse plásticos con fecha de los años 90. Algo que asegura no entender y opina que el Ayuntamiento tiene que poner "de su parte".

Para Plastiman todo pasa por cambiar la mentalidad de la sociedad, pues asegura que muchos piensan que, como la basura no es suya, no la tienen que recoger.