Con Carlos Alsina

Les voy a decir una cosa: Razonar sí requiere, por lo menos, de dedicarle un minuto a pensar las cosas

Les voy a decir una cosa: A Javier Cercas le han reactivado esta semana una vieja campaña de linchamiento o de bulo intimidatorio como él, con buen criterio dice, por haberse personado en TV3 para expresar sus opiniones contracorriente del pensamiento oficial que desde hace años trata de imponer el movimiento nacional independentista.

Carlos Alsina

Madrid | 17.04.2021 09:11

Hablando en el programa la otra mañana con Cercas recordábamos lo fácil que les resulta a los fabricantes de bulos seccionar un trocito de un discurso, o de una entrevista, o de un monólogo, distorsionar el sentido de lo que ahí se ve y se escucha y ponerlo en circulación utilizando a los papagayos de guardia que cada uno tiene en las redes sociales. Y de falsear el testimonio de alguien para fingir que dice lo que no dice pero nos interesa que diga es de primero de manipulación y propaganda.

Yo mismo sufrí la turra de la jauría amoratada a cuenta del caso Dina por haber afirmado, según el bulo, que Pablo Iglesias había destruido la tarjeta de memoria que no era suya. Propalaban como prueba de cargo 5 segundos de un monólogo de las 8:00h en los que se me veía decir "Destruida, la tarjeta fue destruida". En realidad lo que yo estaba haciendo era contar a los oyentes cómo había sido la declaración de Dina en el juzgado de García Castellón, osea, lo que le había ido preguntando el juez y lo que ella había ido respondiendo. Quien en un momento de esa declaración dice "destruida" es el juez dirigiéndose a Dina. Pero basta con meterle la tijerita por delante y por detrás a un vídeo para que parezca que es una opinión de Alsina. Ya les digo, de primero de desinformación y de bulo.

Lo inquietante creo, no es tanto eso, como el hecho de que hoy, en esta sociedad de tribus que se va construyendo, tribus movidas por la fe y no por la razón, se percibe una placentera disposición, cada vez más gustosa de los miembros de cada una de las parroquias, o de las sectas, a creerse cualquier cosa que les llegue siempre que convenga a sus prejuicios, sus deformaciones y sus odios. Creer no requiere ni de talento ni de esfuerzo. Razonar si requiere, por lo menos de dedicarle un minuto a pensar las cosas. Yo prefiero no imaginar que acabemos siendo una sociedad en la que ya no importa si las cosas son verdad o son mentira con tal de que nos sirva para estar entretenidos y para usarlas como alimento de las guerritas y de las lapidaciones de cada día. Prefiero no imaginarlo, pero cada día temo más que acabemos siendo precisamente eso.

Javier Cercas, tras los ataques y amenazas independentistas: "En Cataluña reina la mentira, y la mentira crea esclavos"

El escritor Javier Cercas criticó en Más de uno la oleada de insultos y amenazas recibidas por parte del independentismo catalán tras su entrevista en TV3.

El pasado sábado, el escritor Javier Cercas fue entrevistado en el programa de TV3 'Preguntes Freqüents', 'FAQS', para presentar su última novela 'Independencia'. Durante su entrevista, el nacionalismo catalán lanzó contra Cercas una campaña en redes sociales por lo que consideraban un blanqueamiento del rey Juan Carlos I durante el golpe de Estado del 23F. En esta oleada de ataques participó una diputada de Junts per Catalunya, Cristina Casol, que publicó en Twitter: “¿Qué hace en TV3 un promotor del levantamiento militar contra Cataluña? Esto no es libertad de expresión, es una televisión pública que da al fascismo una posición de privilegio”.

Se trata de la reactivación de una vieja campaña que, según explica el escritor, lleva 10 años sufriendo. "En algún momento hay que decir ‘basta’ y éste ha sido el momento”, dice Cercas mientras critica el clima de acoso, odio, intimidación y guerracivilista en el que está sumida la sociedad catalana.

Cercas argumenta que este tipo de campañas perfectamente organizadas intentan lograr la muerte civil de la persona: "Se pretende que yo me calle o me vaya; y ni me voy a callar, ni me voy a ir”. Además, el escritor explica que durante su entrevista en la televisión catalana defendió que en España hay una democracia, que el Rey Juan Carlos "no organizó el golpe de estado del 23F, sino que lo paró" y que las élites catalanas económicas y políticas se pusieron al frente del procés y, por tanto, "son responsables de la situación en la que nos hallamos".