OPINIÓN

Monólogo de Alsina: "No se me enfade Escrivá"

Carlos Alsina reflexiona en su monólogo sobre el compromiso del Gobierno de modificar la forma de calcular las pensiones, como paso necesario para recibir los fondos europeos.

Carlos Alsina

Madrid | 11.11.2021 08:49

Miedo me da llamar al ministro Escrivá para preguntarle por el contrato que ha firmado el Gobierno con la Comisión Europea. El contrato de suministro, digamos, que fija las obligaciones que tenemos para que nos sea suministrado el dineral europeo al que hemos condicionado la recuperación económica, los Presupuestos del año que viene, la transición ecológica y todo en general. Y que incluye el retorno de los hombres de negro: la fiscalización permanente que hará Bruselas (prefieren llamarlo supervisión) del avance de las reformas en España.

El compromiso de Sánchez para cambiar la forma de calcular las pensiones

Miedo me da llamar a Escrivá porque el documento este, que ya no es borrador, ni filtración, ni fichas de trabajo, incluye el compromiso de Sánchez para cambiar la forma en que se calcula en España cuánta pensión le queda a quien se jubila. Sin ánimo de irritar a ningún miembro del Gobierno, esto que ya se habló en enero de ampliar los años de cómputo de la pensión.

Se lo recuerdo: si ahora se cogen los últimos veinticinco años de vida laboral, que es cuando casi siempre se cobra y se cotiza más, en adelante se cogerán más de quince, que significa que la pensión resultante corre el riesgo de ser más baja. El documento no dice que vayan a ser treinta y cinco años, pero sí que el cambio tiene que ir por ahí. Hay un plazo: antes de que termine 2022 tiene que haberse ampliado el número de años. Ya veremos cuántos. Y cómo.

En enero se produjo en este programa una entrevista sonada con el ministro de la Seguridad Social, muy disgustado por las informaciones que se habían publicado y que decían que él quería ampliar a 35 años pero había tenido que recular por la presión de Podemos.

A Escrivá la sublevaba la simplificación según la cual él empuñaba la tijera para recortar las pensiones e Iglesias salvaba a los pensionistas del tijeretazo

Nos explicó el ministro que estaba en fase de estudio qué cálculo era el correcto para quienes se fueran jubilando de ahora en adelante, y que han tenido, con carácter general, mejores carreras y mayores salarios que los jubilados anteriores. Fue aquí, y fue entonces, donde el ministro Escrivá dijo que algunos hacían narrativas de confrontación, en referencia poco velada a Podemos.

Aún estaba Pablo Iglesias en aquel Gobierno. Y lo que a Escrivá le sublevaba era esta simplificación según la cual él empuñaba la tijera para recortar las pensiones e Iglesias salvaba a los pensionistas del tijeretazo. Lo que Escrivá dijo aquí entonces es que la ampliación del cómputo era compatible con mantenerla.

"La patronal del transporte desatendida y ninguneada por el Gobierno"

Las narrativas siguen estando ahí. En todas las negociaciones que tiene abiertas el Gobierno con las patronales y los sindicatos, la de las pensiones, la de la legislación laboral y la de la sanidad, que es la última narrativa de choque. Y añadamos a eso lo del peaje en las autovías. Ayer hablamos en este programa con la patronal del transporte por carretera y quedó claro el malestar por sentirse desatendida, o ninguneada, por el Gobierno. Encarecido el transporte por la subida del gasóleo y con la amenaza, ahora, de que tengan que pagar el peaje por usar las carreteras.

A última hora de la tarde de ayer la patronal convocó paro de camioneros para las vísperas de Navidad, o cese de actividad, cierre patronal para ser precisos. Que si de aquí a entonces no se desconvoca incluirá procesión de camiones a marcha lenta en los accesos a las grandes ciudades. La forma más sonada que tienen los camioneros de protestar.

El eslogan, "España va mejor", suena a revival tuneado del lema de Aznar a finales de los noventa

Juntó el presidente ayer una constatación con un pronóstico y le añadió un eslógan. La constatación es que España, hoy, está mejor que hace un año. Todos los indicadores lo acreditan: en noviembre de 2020 ni había vacunas, ni crecía el PIB (aunque fuera poco), ni repuntaba el consumo.

En precios es en lo que estamos peor, pero en conjunto es un hecho esto que dice Sánchez. Cómo estaremos el año que viene no lo sabe nadie. Los pronósticos, como ya debería saber el presidente, los carga el diablo (sobre todo si se confunden con actos de fe). Y el eslogan, "España va mejor", suena a revival tuneado del lema de Aznar a finales de los noventa.

Este aparente enfrentamiento perpetuo no es tal porque en algunas cosas bien que se ponen de acuerdo. En una, sobre todo: este sillón para ti, este sillón para mi

La comparecencia parlamentaria del presidente dio para poco más. A Casado le reprochó lo de siempre (que hable mal del gobierno en el extranjero) y Casado le reprochó lo de siempre (que mienta todo el tiempo). Pero como le dijeron algunos de sus socios, este aparente enfrentamiento perpetuo no es tal porque en algunas cosas bien que se ponen de acuerdo. En una, sobre todo: este sillón para ti, este sillón para mi.

Las cuotas del Tribunal Constitucional y el Tribunal de Cuentas que hoy bendecirán los diputados del PSOE, el PP y Podemos en el Congreso. Sí, incluido el señor Arnaldo, abogado popuesto por el Partido Popular cuya actividad empresarial paralela a su trabajo de letrado de las Cortes y sus labores remuneradas para el partido tanto han escandalizado a algunos diputados del PSOE y de Podemos que, pese a ello, hoy le darán su aval, en votación secreta.

"Sánchez sugirió que votará por Arnaldo con la pinza en la nariz"

Ayer sugirió Sánchez que él también votará por Arnaldo con la pinza en la nariz. Que no, presidente, que no. Que el Gobierno no tiene el deber de asegurar nada porque la renovación de los órganos constitucionales no es competencia ni del Gobierno ni de usted. Es del Parlamento. Que a usted le guste más o menos un candidato es irrelevante, salvo que actúe en consecuencia y no avale ---como diputado que es--- a quien no considere idóneo para el puesto.

Esta declaración del presidente es la confirmación, y la consumación, del fraude en el sistema de elección de magistrados. Los diputados tratados como peones. Hoy los tres grupos del amaño, PSOE, PP y Podemos, le dan a sus diputados la papeleta hecha, con los nombres escritos para que no vacilen. Van a elegir a Arnaldo, Espejel, Montalbán y Sáez como habrían elegido a los tres sudamericanos si se lo hubieran ordenado.

La declaración del presidente es la confirmación del fraude en el sistema de elección de magistrados. Los diputados tratados como peones.

Está el foco puesto en el anogado Arnaldo y sus actividades empresariales, pero el asunto es cómo ha llegado Arnaldo a ser candidato. Hoy explica Ángela Martialay en El Mundo cómo se ha llegado a estos cuatro aspirantes: Arnaldo porque se lo prometió su amigo Casado, Espejel porque la apadrina Enrique López, Montalbán porque es conocida de Margarita Robles y la ministra Llop y Sáez, porque es el preferido de Enrique Santiago, número dos de Belarra y secretario general de lo que queda de Partido Comunista.

En realidad, todo diputado que entienda que Arnaldo, o cualquiera de los otros nombres que pactaron el Gobierno y el PP (Bolaños y García Egea), puede abstenerse de escribir esos nombres en la papeleta. No sólo porque es secreta, sobre todo porque al diputado nadie le puede decir lo que tiene que votar.

"La pinza en la nariz es un intento pueril de quedar bien que sólo sirve para quedar aún peor"

Quien, sabiendo eso, traicione su criterio y su conciencia eligiendo para el puesto a quien considera inhabilitado, que asuma al menos la responsabilidad en público de estar anteponiendo el acatamiento a los designios del jefe a su condición de representante del pueblo. Lo de le votamos pero con la pinza en la nariz es un intento pueril de quedar bien que sólo sirve para quedar aún peor.