CON BORJA SÉMPER Y EDU MADINA

La ínsula: "Tenemos una democracia mejor de lo que pensamos a todos los niveles"

En 'La ínsula', Borja Sémper y Edu Madina reflexionan sobre la calidad del sistema judicial en España y el desencanto político que ha traído el multipartidismo.

ondacero.es

Madrid | 05.11.2021 11:46

Borja Sémper comienza 'La ínsula' recomendando la serie 'The Night Of' que enfoca desde diferentes ángulos el proceso que transcurre desde que a una persona se le detiene hasta la apertura del juicio, las garantías jurídicas del detenido y cómo funciona la justicia en Estados Unidos.

A raíz de ello, Sémper quiere recordar que "vivimos en un país en que la Justicia, con sus cosas a mejorar, es estupenda y que, además, aporta una serie de garantías al detenido durante el proceso que en otros países muy desarrollados no existen".

Edu Madina recoge su idea y reflexiona sobre la hegemonía cultural americana tan marcada que tenemos, y está de acuerdo con Borja con que nuestro sistema judicial no tiene nada que envidiar a ninguna otra región del mundo. "Se trata de "un Leviatán que no mata" y donde "prima la vida humana por encima de cualquier otra consideración", opina.

Además, Madina aprovecha para decir que "tenemos una democracia bastante mejor de lo que pensamos a todos los niveles, tanto en el Ejecutivo, Legislativo y Judicial".

El multipartidismo parecía que venía a traer aire fresco, pero creo que ha cerrado muchas ventanas

Tras este comentario, Sémper recuerda cómo hace pocos años algunos partidos emergentes comenzaron a cuestionar la constitución de 1978 y de las instituciones surgidas en la Transición. "Al verlo en perspectiva, te das cuenta de que, en términos comparados, no estaba tan mal la cosa", opina sobre el bipartidismo y el actual estado de la política que, confiesa, "no sé si estamos yendo a un lugar mejor".

"El multipartidismo parecía que venía a traer aire fresco, pero creo que ha cerrado muchas ventanas", considera Sémper quien insiste en que ahora la política es "más endogámica y partidista" donde se defienden aún más las siglas de los partidos por encima del interés general. Por ello, habría que reflexionar sobre las cosas que en el pasado considerábamos que no estaban bien y objetivamente sí lo estaban.