Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EDITORIAL | 19/11/2016

Aumenta la preocupación por las gestiones del Ministerio de Industria, Energía y Turismo

Amigos de Gente Viajera, esta semana estaremos de acuerdo en que vamos de sorpresa en sorpresa. Nada es lo que parecía, y los que más ponen en favor de los españoles de bien no se les da las gracias.

Esther Eiros | Madrid | Actualizado el 17/07/2018 a las 08:26 horas

Esther Eiros, directora de Gente Viajera

Esther Eiros, directora de Gente Viajera / ondacero.es

Corren tiempos de aquellos que nos sugieren el dicho de que “camarón que se duerme se lo lleva la corriente”, aunque nos iría mejor aquel que dice “que no siempre llueve a gusto de todos”, pero yo añado “debería llover para todos”, sería lo más justo.

¿Por qué empiezo esta editorial en estos términos? Porque algunos estamos preocupados porque el Turismo se ha quedado otra vez sin Ministerio, pero no sin Ministro. Lo que pasa es que aunque todos dicen que el Sr. Álvaro Nadal tiene una cabeza bien amueblada y que no es nuevo en estas lides político-económicas, no tendrá en don de la ubicuidad: Energía, Turismo y Agenda Digital. Aunque Industria pase a manos del aguerrido Sr. de Guindos, la energía debería ocuparle mucho de su tiempo, porque España es la que más paga por la energía de la COE. Y lo de digitalizar las Administraciones Públicas y la Agenda Digital Europea, también tiene su historia.

Total, que las aspiraciones del sector turístico para que se “priorice” la Industria Turística –cuyas cifras sin paragón la acreditan como una de las principales industrias de nuestro país– está ahí dependiendo del buen hacer del Sr. Nadal, en cuyas manos encomendamos nuestro turismo, que nos proporciona más del 12% del PIB, empleo directo e indirecto y una buena imagen de nuestro país más allá de nuestras fronteras.