Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

Onicofagia

El asunto no es un tema menor, y ya me lo dijo la Dra. Guerra antes del verano, pues lo que se conoce con el nombre de onicofagia afecta a unos doce millones de españoles y un gran porcentaje, algo así como más del sesenta por ciento han demostrado un interés muy especial por abandonar esta manía o simplemente un hábito más en sus vidas.

Dr. Bartolomé Beltrán | Madrid
| 18/01/2016

Un estudio llevado a cabo entre usuarios de “raylex” ha concluido que un noventa y uno por ciento de las personas que la utilizaron dejaron de morderse las uñas al cabo de una semana. Los expertos recomiendan su utilización durante dieciocho días para eliminar el hábito por completo.

El asunto no es un tema menor, y ya me lo dijo la Dra. Guerra antes del verano, pues lo que se conoce con el nombre de onicofagia afecta a unos doce millones de españoles y un gran porcentaje, algo así como más del sesenta por ciento han demostrado un interés muy especial por abandonar esta manía o simplemente un hábito más en sus vidas.

No me extraña por tanto que hagan falta campañas masivas para que muchos padres y maestros acaben tranquilos con esos jóvenes que pueden acabar con este problema gracias a un rotulador amargo que propicia dejar de morderse las uñas. Lo estamos viendo en la televisión y se comenta en las radios y medios masivos pues en Bélgica, Francia e Italia ha sido uno de los productos más demandados en los últimos tiempos.

Porque además resulta que esta nueva terapia favorece el crecimiento saludable de las uñas gracias a la biotina. Y sobre todo porque este nuevo método actúa sobre una terapia doble, la del sabor amargo y la recuperación de una emoción cuando la persona que tiene esa manía descubre lo gratificante que es tener las uñas en su justa medida. Seguro.