EN BUENAS MANOS

La dieta y el ejercicio físico, factores clave para combatir el ictus

Como señala el doctor José Antonio Sánchez García, neurólogo y responsable de la Unidad de Enfermedades Cerebrovasculares del Hospital Quirónsalud de Málaga, se puede modificar su pronóstico, gracias a la prevención y al diagnóstico precoz con una rápida detección de sus síntomas.

Redacción

Madrid | 03.11.2020 10:26 (Actualizado 03.11.2020 10:30)

La dieta y el ejercicio físico, factores clave para combatir el ictus
La dieta y el ejercicio físico, factores clave para combatir el ictus | Redacción

El ictus es la primera razón de muerte en mujeres, la primera de discapacidad en el país y la segunda de demencia. Se trata de un accidente cerebrovascular que aun siendo una enfermedad conocida la población general no conoce fehacientemente los graves riesgos que un ictus conlleva, así como factores prevenibles y síntomas de alarma.

Como señala el doctor José Antonio Sánchez García, neurólogo y responsable de la Unidad de Enfermedades Cerebrovasculares del Hospital Quirónsalud de Málaga, se puede modificar su pronóstico, gracias a la prevención y al diagnóstico precoz con una rápida detección de sus síntomas.

Para el experto es fundamental -concienciar a la población de que “un 80-90% de los ictus se asocian a factores de riesgo y, por tanto, se pueden prevenir; siendo los de mayor riesgo la hipertensión arterial, la inactividad física, una dieta inadecuada, el estrés psicosocial, el tabaquismo, la diabetes, la dislipemia, las enfermedades cardiacas, la obesidad o el consumo de alcohol”. Y es que, “tan sólo con ejercicio y una dieta mediterránea rica en aceite de oliva virgen extra, se reduce entre un 25 y un 70% de los casos de ictus”, destaca el neurólogo. “Sólo con un poco de nuestra parte, convertimos una enfermedad grave, de gran morbilidad, en un recordatorio de la importancia que tiene la salud”.

Cuando el tiempo de prevención ha pasado, una rápida detección es clave. “Si hablamos de ictus, hablamos de tiempo, tiempo es cerebro, el tiempo de actuación es fundamental para evitar o reducir la mortalidad y las secuelas que provoca la enfermedad”, concluye el especialista del Servicio de Neurología de Quirónsalud Málaga.