Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Los partidos se comprometen a una campaña austera

Termina sin acuerdo la reunión para reducir el gasto electoral

La reunión que han mantenido en el Congreso representantes de los principales partidos ha finalizado sin que lleguen a un acuerdo para reducir los gastos electorales, aunque los partidos sí se han comprometido a realizar una campaña más austera.

EFE | Madrid | Actualizado el 17/07/2018 a las 14:16 horas

Congreso de los Diputados

Congreso de los Diputados / EFE

PP y UPN va a proponer que el recorte de los gastos electorales sea en función del presupuesto de las formaciones, de tal modo que los que tengan un mayor gasto sean los que asuman una mayor parte del ahorro.

La idea de PP y UPN es fijar tres tramos en el recorte de los gastos, que oscilaría entre el 30 y el 10 por ciento.

El primer tramo afectaría al PP y PSOE, que reducirían entre el 25 y el 30 por ciento el presupuesto que tuvieron en la campaña del 20 de diciembre, sobre todo en publicidad exterior, como vallas, pancartas y banderolas, y organización de mítines.

La segunda horquilla tendría como destinatarios Podemos y Ciudadanos, que deberían rebajar sus gastos entre el 15 y el 20 por ciento.

El tercer grupo sería el de los partidos más pequeños, que deberían recortar su presupuesto en torno al 10 por ciento.

La propuesta de PP-UPN va en la línea de la que va a plantear también el PNV, que apoya reducir el límite máximo de gasto de manera escalonada en función del número de electores de cada territorio.

El PSOE mantiene su oferta de que todos los partidos recorten un 30 por ciento su gasto sobre el presupuesto del 20 de diciembre.

Podemos y Ciudadanos, en cambio, quieren que lo que se recorte sea el límite máximo de gasto que tiene cada partido, en torno a un 50 por ciento, a fin de que las formaciones grandes sean los que más ahorren.

Respecto al envío de papeletas a los ciudadanos ("mailing"), existen tres posiciones: la del PP, partidario de que siga como está; la de Podemos y Ciudadanos y los partidos minoritarios, que piden un buzoneo conjunto, y la del PSOE, que defiende que se mantenga el de cada formación, pero que se haga más barato.

Los socialistas estiman que con su propuesta, el envío de las papeletas pasaría de costar 0,22 euros por elector a 0,15, mientras que la oferta del PNV contempla una subvención de 0,18 euros, pero incluye eliminar la producción y difusión de anuncios.

El asunto donde hay más predisposición al acuerdo es el de reducir la cartelería, aunque las formaciones más pequeñas no quieren renunciar a ella para no perder visibilidad en sus territorios.

El PNV se inclina por suprimir la publicidad en vallas, pancartas o banderolas, pero quiere mantener los carteles en tranvías, autobuses, marquesinas y cabinas y que los partidos pequeños tengan un trato igualitario en los medios.

En caso de que persistan las discrepancias, la solución podría ser un compromiso común para reducir los gastos en la medida de lo que propone cada partido, según fuentes parlamentarias.