subida smi

El Gobierno aprueba la subida del SMI a 965 euros al mes

El Consejo de Ministros ha dado luz verde a la subida del salario mínimo, con efecto desde el 1 de septiembre, hasta 965 euros brutos en 14 pagas.

ondacero.es

Madrid | 28.09.2021 16:46

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz | EFE

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) por una cantidad de 15 euros mensuales con efecto desde el 1 de septiembre, hasta 965 euros brutos en 14 pagas, según el acuerdo entre el Gobierno y los sindicatos con el rechazo de la patronal.

Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, ha recalcado en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que este incremento del 1,57 % se encuentra en el contexto de una recuperación justa. Está en el rango medio de la horquilla de entre 12 y 19 euros recomendada por la comisión asesora sobre el SMI, un alza que los sindicatos consideran insuficiente, pero que han aceptado porque el Gobierno se ha comprometido a seguir subiéndolo en 2022 y 2023 para situarlo en el 60 % del salario medio al final de la legislatura.

"Nos ponemos a trabajar con carácter inmediato para dar cumplimiento a la senda que los expertos han señalado hasta 2023", ha señalado Díaz, quien ha subrayado el compromiso de terminar la legislatura cumpliendo la Carta Social europea, con un SMI equivalente al 60 % del salario medio nacional, lo que equivaldría a 1.049 euros, según los expertos.

Yolanda Díaz señala que la subida del SMI es eficaz "a pesar de los agoreros"

En este sentido, la patronal decidió no apoyar esta medida al considerar que aún no es el momento adecuado para una nueva subida porque todavía tiene que consolidarse la recuperación económica y la del empleo. Los empresarios eran partidarios de dejar pasar 2021 y hablar de la subida en 2022, ya que había subido un 22 % en 2019 y otro 5,5 % en 2020.

Aun así, la vicepresidenta ha señalado que "frente a los agoreros" las subidas del SMI han demostrado su eficiencia económica al reducir dos puntos la brecha salarial de género. Según la última encuesta anual de estructura salarial de 2019, el 11,12 % de los afiliados a la Seguridad Social cobraban el salario mínimo, esto es, unos 1,8 millones de personas. Sin embargo, el número de beneficiarios es muy superior teniendo en cuenta que el SMI se utiliza como mínimo de ingresos para acceder a ayudas y subsidios, como es el caso de el percibido por desempleados mayores de 45 años con cargas familiares.