ACTO EN MADRID

El aviso de Pablo Iglesias a Yolanda Díaz: "Podemos debe ser respetada"

El exvicepresidente del Gobierno ha lanzado un recado a la vicepresidenta al decir que "hay que ser estúpido" para pensar que a la izquierda le puede ir bien en las Elecciones Generales si a Podemos le va mal en las Municipales y Autonómicas.

Irene Montero vincula bipartidismo y machismo en el veto a Rosell para el CGPJ

ondacero.es

Madrid | 06.11.2022 16:49

El aviso de Pablo Iglesias a Yolanda Díaz: "Podemos debe ser respetada"
El exvicepresidente del Gobierno y exsecretario general de Podemos, Pablo Iglesias | EFE

El exvicepresidente segundo del Gobierno Pablo Iglesias lanzó este domingo dos mensajes contundentes a su sucesora en el puesto como líder en el Ejecutivo de Unidas Podemos: "Podemos debe ser respetada" y "no hay discurso más reaccionario que el que dice que el problema son los partidos".

Iglesias cerró el acto de clausura de la llamada 'Uni de Otoño' de Podemos, que tuvo lugar en el Teatro Coliseum de Madrid, y confirmó que no fueron casualidad los mensajes autorreivindicativos del partido y frente a Díaz que proliferaron por boca de sus principales portavoces en el Campus de Somosaguas de la Universidad Complutense, ese viernes y sábado, y en el propio cierre de hoy.

En lo que fue su primer mitin desde la pasada edición de la 'Uni de Otoño', el exlíder de la formación alegó, frente a las objeciones que suele poner la vicepresidenta, con su plataforma Sumar, a los partidos tradicionales, que éstos son "permiten que los que no tienen nada se puedan organizar para hacer política". Así, abundó que "los partidos políticos modernos los fundó el movimiento obrero porque la clase trabajadora sí necesitaba partidos políticos", aunque también se requieren movimientos sociales.

Más tarde se refirió a las elecciones de mayo, a las que no concurre Sumar, denunciando que "algunos piensan que es una magnífica oportunidad para que Podemos tenga un mal resultado y para que Izquierda Unida desaparezca, porque eso dejará todo el campo de la izquierda abierto para una nueva izquierda, que no será perseguida por las cloacas y que no será tratada de manera negativa por la progresía mediática". Advirtió de que "el nivel de ingenuidad de tal planteamiento es de una dimensión sonrojante", y preguntó y respondió: "¿Quién piensa que le puede ir bien a las elecciones generales a una candidatura de la izquierda, si a Podemos le va mal en las elecciones municipales y autonómicas? Hay que ser estúpido".

Iglesias abogó por "tender la mano como ha hecho siempre este partido", y recordó que " apostó por una candidata que no fuera de este partido" (la propia Díaz) y "llevó al Gobierno a formaciones políticas que ni siquiera habían compartido la estrategia negociadora para entrar" en el Ejecutivo (Izquierda Unida). En concreto, estableció que Podemos "tiene que seguir siendo generosa y tiene que apostar por confluir con Sumar en las elecciones generales" y con "todas las organizaciones de izquierda".

Eso sí, con una condición: "Pero Podemos debe ser respetada". Asegurando que sus propios enemigos y las tácticas de éstos le convierten en "la organización política más importante de la izquierda española" y es "condición de posibilidad de que la izquierda siga cambiando cosas", concluyó alabando a su militancia y refiriendo a ella la exigencia del respeto: "¡Ay de aquéllos y de aquéllas que se atrevan a faltarle el respeto a la militancia de Podemos!".