Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Elecciones en Cataluña

Sánchez anima a votar pese a los sondeos y apoya llevar el Senado a Barcelona

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha animado hoy al voto el 27 de septiembre al mostrarse convencido de que, pese a las encuestas, la mayoría de catalanes "no quiere" que Artur Mas siga en la Generalitat y se ha comprometido a que el Senado de la España federal se traslade a Barcelona.

EFE | Madrid | Actualizado el 18/07/2018 a las 17:54 horas

El líder socialista, Pedro Sánchez

El líder socialista, Pedro Sánchez / agencias

Sánchez, junto al candidato del PSC a la Generalitat, Miquel Iceta, han espoleado además a los indecisos para que acudan a las urnas durante la Fiesta de la Rosa en el municipio de Gavá, en el área metropolitana de Barcelona, ante 25.000 personas, récord en los 26 años de historia del evento de los socialistas catalanes.

Pese a que las encuestas apuntan a triunfo claro de los independentistas, Sánchez se ha mostrado convencido de que la mayoría de los catalanes "no quiere a Mas", sino "una Cataluña dentro de España y Europa".

Como oferta para atraer el voto de quienes rechazan la secesión, ha asegurado que el modelo federal que promoverá si llega al Gobierno será el que va a "garantizar mejor la integridad y la articulación de la unidad de España" en los próximos "30 ó 40 años". Aunque hace unos meses ya lanzó la idea, Sánchez ha confirmado que trasladará el Senado a Barcelona para que la España federal "tenga presencia en Cataluña".

Según el líder del PSOE, reconocer en la Carta Magna la singularidad y los derechos históricos de Cataluña y mejorar su financiación no equivale a hablar de "diferencia o desigualdad".

Se ha mostrado convencido de que su proyecto se hará paso porque "España no es Rajoy, ni Mas", ni "anticatalana, antisolidaria o de derechas, sino plural, diversa y solidaria". El secretario general ha advertido a los integrantes de Junts pel Sí que "Cataluña no es de ninguna lista y menos de la lista de Junqueras, de Romeva y de Mas".

En catalán, les ha preguntado "per què diuen junts si volen dir trencats (por qué quieren decir juntos si quieren decir rotos)", cuando su meta es "fracturar Cataluña y aislar a una sociedad profundamente europeísta".

Sánchez ha avisado de que los riesgos de la separación son "reales" y muchas empresas saldrán de Cataluña, lo que acarreará más impuestos para "financiar no el estado del bienestar, sino el estado de Mas".

"¿Qué patriota catalán querría eso?", se ha preguntado Sánchez, quien la próxima semana regresará otros tres días a Cataluña para hacer campaña en unas elecciones en que está "en juego el patrimonio colectivo" construido por figuras como Pasqual Maragall, Ernest Lluch y Jordi Solé Tura.

"No soy conformista. Miro hacia atrás, no para regodearme en el pasado, sino para reivindicar lo hecho juntos", ha destacado al apelar a la Barcelona olímpica y a la "unión emocional" de artistas como Miró o Serrat.

Miquel Iceta ha convenido en que los socialistas no quieren "escoger" entre Cataluña y España, entre "Miró y Velázquez". "Yo lo quiero todo, porque somos hijos de muchas historias, hijos de muchas culturas, hijos de nuestros padres, hayan nacido donde hayan nacido. ¡No queremos escoger, lo queremos todo!", ha reclamado con tono aguerrido.

El líder del PSC ha ofrecido a la cuarta parte de electores indecisos "acompañarles, darles razones, valores, empuje, convicción y ganas" para ganar el 27S.

"Necesitamos a los que toda la vida han votado socialista, a los que dudan, a los que no lo tienen claro, a los que no saben qué nos jugamos", ha rogado Iceta, que ha hecho un llamamiento a su votante con un "levántate y vota".

En su discurso, Iceta ha vuelto a hacer suyo el escudo constitucional como símbolo de la España federal y como vía para seguir juntos desde "el respeto, la fraternidad, la solidaridad, los valores de izquierda, desde la racionalidad, pero también desde el corazón".

Al mitin se ha sumado la cabeza de cartel del PSC al Congreso, Carme Chacón, que, en su estreno en la campaña, ha arremetido contra Mas por ser "todo lo contrario de un valiente", y le ha acusado de que "mirar para otro lado" cuando Jordi Pujol y su familia "metían la mano donde no tocaba".

"Cuando era jovencito y había una dictadura, decidió que eso de la política en ese momento no convenía y que los palos de los grises se los llevaran los de izquierdas", le ha afeado Chacón.

La exministra de Defensa ha ironizado con que "Mas dice que todo el que no vote por la independencia vota por Aznar" y le ha recordado que "es verdad que, en Cataluña, Aznar tiene muy pocos amigos, pero si alguno ha tenido es Mas, que le votó dos investiduras y siete presupuestos".

La Fiesta de la Rosa, amenizada por el periodista Xavier Sardà, ha reunido a la plana mayor del PSC y a históricos como José Montilla, Pere Navarro, Celestino Corbacho y Josep Borrell, uno de los más aplaudidos ante el eco de su libro "Las cuentas y los cuentos de la independencia".