Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN 'UN CAFÉ CON SUSANNA'

Manuel Valls, sobre el 21-D: "Los que piensan igual tienen que pactar y pensar en el futuro"

El ex primer ministro francés considera que "el independentismo es un callejón sin salida que lleva al desastre" y por ello pide unidad a los partidos políticos que piensan igual. Además advierte de que "lo bonito de la democracia es que todo el mundo puede debatir" y cree que "no puede haber gente humillada después del 21 de diciembre".

 | Madrid | 12/12/2017

El que fuera primer ministro de Francia hasta el año 2016 con el Partido Socialista, siglas que abandonó este verano después de tres décadas de militancia provocando mucho ruido al afirmar que el "socialismo ha muerto", Manuel Valls, es hoy diputado de la Asamblea Nacional y adscrito al grupo parlamentario 'La República en Marcha', del actual presidente Emmanuel Macron.

Manuel Valls, que se encuentra ahora en España para hablar del conflicto catalán, explica que el proceso soberanista catalán demostró su fracaso en Europa cuando se vio la actuación de los bancos, que decidieron abandonar Cataluña.

El ex primer ministro francés considera que "el independentismo era un callejón sin salida y un desastre económico para Cataluña y para el resto de España" y cree que hubiera tenido "consecuencias para Europa, porque Cataluña es una región muy importante".

Critica además las mentiras del independentismo porque asegura que "no puede haber relato feliz cuando se habla de romper una relación" y considera que "cuando se va mintiendo a los catalanes, las consecuencias son muy importantes", no solo en el ámbito judicial, sino en el político también.

Valls señala además que "cada político tiene que asumir sus responsabilidades" y cree que "cuando amas a u país, a una región, tienes que decir la verdad" porque "mentir y equivocar es muy grave".

Preguntado sobre la fuga de empresas en Cataluña, algo que se pronosticó mucho antes de que los independentistas comenzaran a dar sus pasos, pero que no se hizo real hasta el 1 de octubre, Manuel Valls considera que "a veces hay que esperar al momento clave para que la realidad se imponga", y critica que desde Europa no se haya dado una respuesta antes: "Los dirigentes europeos tendríamos que haber dicho las cosas claras antes del 1 de octubre", pero cree que ahora "la prioridad en Europa es el 'brexit' y el problema de Cataluña salió de la agenda".

Tras su salida del Partido Socialista, se dice que Valls ha decidido apoyar e cara a las elecciones catalanas del 21 de diciembre a la candidata de Ciudadanos, Inés Arrimadas, en lugar de darle su apoyo al líder del PSC, Miquel Iceta, algo que él niega: "Voy a participar donde me invitan y con la gente que tiene el mismo proyecto, yo no voy a decir a quién votar".

"Estoy haciendo campaña para Cataluña, para España y para Europa", asegura Manuel Valls, que insiste en que le "interesa el movimiento de Ciudadanos y de la regeneración política", pero matiza que como dirigente político francés y europeo, no puede ignorar "lo que está pasando en Gran Bretaña, Alemania o en Cataluña".

El que fuera primer ministro francés asegura que no se va a atar, pero que participará en los debates y ayudará en algo que le apasiona porque "en la historia hay momentos importantes y este lo es para España y para Europa".

El ex primer ministro francés señala que el nacionalismo se está cerrando y pone como ejemplo al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, que "hace unos meses era muy europeo y esperaba que se respaldara su proyecto independentista".

Valls se dirige a los catalanes independentistas y advierte: "Si vosotros sois europeos, progresistas y queréis preparar el futuro, esa vía del independentismos es un callejón sin salida que lleva al desastre".

Preguntado sobre si Europa iba a ser sensible ante una vía unilateral del independentismo, Valls responde que "la estrategia de la ruptura conduce a un desastre" y considera que uno de los hechos más importantes para plantar cara a esta vía fue "la gran manifestación de la sociedad civil catalana del 8 de octubre", así como el "discurso del Rey, que fue muy importante para acabar con una deriva de romper España".

Sobre la aplicación del artículo 155 de la Constitución, Manuel Valls considera que "en una democracia como España hay que advertir de que hay reglas" y habla sobre las discusiones al respecto con su hermana, quien le criticaba que apoyara al Gobierno español con esta decisión.

Manuel Valls explica que su hermana no es independentista y asegura que "fue a votar para votar 'no'", pero indica que "hay muchos catalanes que no son independentistas pero son catalanistas y piden que se le respeten" y advierte: "No puede haber gente humillada después del 21 de diciembre". El ex primer ministro francés cree que tras el 21-D "no puede haber una revancha y hay muchas fuerzas para que Cataluña con el resto de España avancen juntos".